Google+
Teléfono: +34 963 262 600

La prevalencia del consumo de alcohol supera el 60%

Diciembre 28, 2016
“Preocupa bastante el consumo de alcohol porque se concentra en grupos etéreos, como los de 18 a 25 años, donde se tiene una cantidad importante de estudiantes universitarios”

Fuente: www.hoybolivia.com

La prevalencia del consumo de bebidas alcohólicas en Santa Cruz de la Sierra, llegó al 66,73% en un rango de edad de 25 a 35 años. Mientras que en otro rango de edad más bajo, 28 a 24 años, llegó al 60,39%.

En tanto que en la población, cuyas edades van desde los 12 a 17 años, la prevalencia llegó al 19,60 % según los datos presentados por el “II Estudio Nacional de Prevalencia y Características del Consumo de Drogas en Hogares Bolivianos de Nueve Ciudades Capitales de Departamento más la Ciudad de El Alto”, realizado entre el Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid), el Observatorio Boliviano de Drogas y la Universidad Católica de Bolivia “San Pablo”.

“Preocupa bastante el consumo de alcohol porque se concentra en grupos etéreos, como los de 18 a 25 años, donde se tiene una cantidad importante de estudiantes universitarios”, dijo Marco Ayala, responsable nacional del Observatorio Boliviano de Drogas.

Bebidas que más se consumen. Uno de los puntos de la investigación se refiere al tipo de bebida de preferencia que fue consumida en los últimos 30 días, ubicándose la cerveza en el primer lugar, seguida por bebidas fuertes como los destilados, whisky, ron y vodka, y los fermentados, como el vino y fernet, siendo la chicha y el guarapo las de menor consumo.

Según la frecuencia del consumo, la cerveza es la preferida para ser consumida a diario y los fines de semana, mientras que las bebidas fuertes son las más consumidas entre semana.

“Otros de los datos que se manejan tienen que ver con la prevalencia anual, que indica que de 10 personas, de 12 a 65 años, que viven en Bolivia, cinco consumen bebidas alcohólicas. Entonces de este 50%, el 20 % tiene consumo problemático, lo que significa que son dependientes del alcohol, esto puede derivar en estas personas un policonsumo que es cuando se asocia con otro tipo de drogas”, agregó Ayala.

Ven demasiadas ofertas. Para Guillermo Dávalos, de la Fundación Sepa, el hecho de que al menos la mitad de la población cruceña consuma habitualmente alcohol es algo preocupante.

“Son niveles bastante altos, y revisando anteriores estudios parecidos, la prevalencia del consumo estaba por debajo del 40%. Entonces si revisamos estas cifras vemos un incremento, lo que realmente sería un gran problema”, aclaró el investigador.

Manifestó que uno de los factores para que se dé esta situación es la oferta generalizada, ya que la venta de bebidas alcohólicas se la puede ver en cualquier tienda de abarrotes. Entonces, dijo Dávalos, se hace muy difícil establecer algún control de este tipo de comercio que es muy accesible.

“El otro punto tiene que ver con el tema cultural y educativo, que significa que en Bolivia no existen actividades sociales donde no se impregne el consumo de alcohol, y además desde muy niños se socializa a la sociedad boliviana con el tema del consumo de bebidas alcohólicas. Esto también explica los altos índices de violencia intrafamiliar que hay en el país”, explicó Dávalos.

Por su parte Álvaro Puente, psicopedagogo, también ve que en Bolivia existe una cultura alcohólica, donde el niño ve en el trago un rito de adultez. “Entonces para ellos el empezar a beber es comenzar a ser mayor, ser macho e importante, y todo eso está simbolizado en los primeros años del chico”, comentó Puente.

Añadió que todo esto vuelve a la sociedad boliviana en alcohólica, y ningún gobierno la va a poder cambiar porque estos procesos son bastante lentos. Puso como ejemplo lo sucedido en los Estados Unidos, durante la época de la Ley Seca, que por las prohibiciones impuestas por las autoridades norteamericanas aparecieron las grandes mafias.

“Ahora hay libertad para tomar trago en todo el mundo, pero en Bolivia se exagera porque hay personas que se pasan todo un fin de semana tomando sin parar”.

En tanto el sociólogo, Osvaldo Peñafiel, destacó que el alcoholismo se ha convertido en un problema actual que se vive, sobre todo, en las capitales bolivianas. “Ahí prevalece lo que vendría a ser el consumismo que es el hábito obsesivo de comprar cosas o alimentos para sentir un bienestar momentáneo, esto tiene que ver con el alcoholismo”, destacó.

Consumo de tranquilizantes comienza a los 30 años. El estudio también se refirió al consumo de los medicamentos tranquilizantes, factor que ocurre principalmente en Trinidad, Oruro y Tarija, seguidas por las capitales del eje central: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. “La edad media de inicio de consumo de tranquilizantes es de 30 años; siendo su principal grupo de consumidores los varones, a excepción de Trinidad, Oruro, El Alto y Cobija donde las mujeres presentan indicadores superiores de consumo”, resaltó la investigación.

Ayala dijo que esta situación se da al poco control que existe en las farmacias de los barrios.

“Actualmente, la venta de bebidas alcohólicas en la capital cruceña, se la puede encontrar a toda hora en cualquier tienda de abarrotes”.

Guillermo Dávalos, Fundación SEPA:

“Existe una cultura alcohólica donde el niño ve en el trago un rito de adultez porque para él, comenzar a beber es ser mayor”.

Álvaro Puente, Psicopedagogo:

“El alcohol es algo cultural en Bolivia, porque se lo conoce desde que se nace hasta que se muere. Por ello su consumo debe ser responsable”.

Marco Ayala, Observatorio Boliviano de Drogas.

México, Alcohol aumenta los accidentes

La Fracción Parlamentaria Nueva Alianza, en México, exhortó a las autoridades de seguridad vial y de salud a intensificar los programas y operativos de prevención de accidentes automovilísticos relacionados con el consumo de bebidas alcohólicas.

Mirna Isabel Saldívar Paz, vicecoordinadora de esta agrupación, mencionó que de acuerdo con estimaciones de Protección Civil de Nuevo León, su estado, más de 700 personas mueren al año por accidentes viales bajo los influjos del alcohol. Por lo que “proteger nuestros jóvenes debe ser un compromiso y una responsabilidad, ya que bajo los efectos de alguna bebida embriagante carecen de criterio y prudencia como conductores, poniendo en riesgo su vida y la de sus acompañantes”, dijo.

También detalló que de acuerdo con la Cruz Roja Mexicana, el aumento de accidentes automovilísticos en temporada decembrina alcanza un 14 %, donde la principal causa continúa siendo el consumo de alcohol.

Finalmente dijo que según datos el Centro Nacional para la Prevención de Accidentes, el 50% de los percances automovilísticos está estrechamente relacionado a jóvenes, quienes exceden los niveles permitidos de alcohol.

En Santa Cruz: Alto consumo de marihuana

En el estudio, en el capítulo dedicado a las sustancias ilícitas, se hace énfasis en que Santa Cruz de la Sierra, es la ciudad que presenta una mayor proporción de consumo de marihuana, 38%, comparado con el resto de las capitales. “Los varones son quienes proporcionalmente presentan mayores niveles de consumo reciente que sus pares femeninos en todas las ciudades. Al analizar el consumo de marihuana en función de la edad, puede apreciarse que, en general, el consumo es mayor para las personas que tienen entre 18 y 24 años seguido de las personas de 25 a 35 años a quienes les sigue los adolescentes de 12 a 17 años”, destacó la investigación.

Por ejemplo, la edad promedio de inicio del consumo de marihuana en las diez ciudades del estudio es de 19 años, este indicador muestra disminuciones marginales comparativamente con el estudio del año 2007 (19,8 años).

Las ciudades de Cobija y Santa Cruz inician el consumo de marihuana más tempranamente que las otras ciudades. Por su parte las ciudades de Tarija, Santa Cruz, Sucre y Cochabamba lo hacen más tardíamente.

La incidencia del consumo de marihuana es de 0,58 para el año, es decir aproximadamente seis nuevos casos cada 1.000 personas, y la incidencia de mes es de 0,02, es decir dos casos cada diez mil personas.

“En lo que se refiere a la cocaína, el mayor nivel de prevalencia está en Cobija donde existe mucha influencia de frontera. Y el índice es 0,23, que significa que dos de cada 1.000 consumen esta sustancia ilícita”, resaltó Marco Ayala, responsable nacional del Observatorio Boliviano de Drogas.

ÚLTIMOS DÍAS para la preinscripción (gratuita y obligatoria) en el ‘MÁSTER Propio en Prevención y Tratamiento de las CONDUCTAS ADICTIVAS’: https://av.adeituv.es/postgrado/preinscripcion/index.php?cod=16721050&l=2

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *