Google+
Teléfono: +34 963 262 600

La publicidad de drogas y adicciones (I)

Septiembre 07, 2016
“Una estrella de cine con un cigarro en la mano es como un revólver apuntando a un chico de 12 ó 14 años”. (Joe Esterzhas, guionista de ‘Instinto Básico’).

Fuente: MÁSTER PROPIO EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS

“Desde la propaganda de Göbbels hasta el aparentemente más moderno ‘below the line’, los grandes holdings orquestan sus campañas para que pensemos lo que les interesa, comenta F. Verdú, Director del MÁSTER PROPIO EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS. En el mes de marzo publicamos aquí mismo un extraordinario trabajo del Dr. Miguel Barrueco Ferrero sobre “Cine y tabaco”, en el que se recordaba la frase de Joe Esterzhas, guionista de ‘Instinto Básico’: “Una estrella de cine con un cigarro en la mano es como un revólver apuntando a un chico de 12 ó 14 años”. Y añadía el documentado estudio que “Las tabacaleras pagaron, entre los años treinta y cincuenta, millones de dólares a los actores de la época dorada del cine para que aparecieran fumando en las películas:

• American Tobacco pagó para promocionar ‘Lucky-Strike’ 218.750 dólares a finales de los años treinta, que equivalen a 3,2 millones de dólares actuales.
• Dos tercios de las 50 estrellas más importantes de Hollywood de finales de los años 30 y de la década de los 40 anunciaron marcas de tabaco.
• Ligget & Myers empleó en 1946 el equivalente a 50 millones de dólares actuales en anuncios de Hollywood, para que los estudios Paramount, 20th Century Fox, Warner Bros y Columbia Pictures publicitasen sus marcas.
• Carole Lombard, Barbara Stanwyck y Myrna Loy recibieron 10.000 dólares, el equivalente a 150.000 de los de hoy, para respaldar la marca.
• Clark Gable, Cary Grant, Gary Cooper, Robert Taylor, Spencer Tracy, Joan Crawford, John Wayne y Bette Davis firmaron y cumplieron pautas contractuales específicas para fumar en la pantalla.
• Mucho después, actores como Silvestre Stallone firmaron contratos millonarios por fumar en sus películas”.
(www.masteradiccionesonline.com/cine-y-tabaco-iv)

“Los tres mayores holdings que existen corresponden, lógicamente, a las tres mayores industrias mundiales:

1º. El tráfico de drogas.
2º. El tráfico de armas.
3º. La trata de blancas.

Si hace casi un siglo la industria del tabaco ya utilizaba esos métodos e invertía esos descomunales presupuestos, resulta más que ingenuo creer que la mayor industria del mundo actual no haga nada para defender y potenciar sus intereses. Por supuesto que a la cabeza de la misma no están los que nos presentan como “principales narcotraficantes”, que de cuando en cuando ingresan en prisión para escapar a los pocos meses. Seguramente ni ellos conocen a sus verdaderos “jefes”, a aquellos que más se benefician de las consecuencias del comercio de drogas y de las cada día más abundantes adicciones no químicas.

Conviene diferenciar en nuestro análisis entre las drogas legalizadas y las drogas ilegalizadas. Noam Chomsky, el más brillante lingüista de las últimas décadas, distingue entre la ‘estructura profunda’ y la ‘estructura superficial’ del lenguaje.

Observemos cómo, desde que las leyes limitaron la aparición del tabaco en el cine, tres ‘palabras mágicas’ se repiten constantemente en las películas: “Necesito un trago”. Además de la ya tradicional invitación al consumo de alcohol en la publicidad: “Bebe moderadamente” (no se alude a las muertes causadas por el alcohol. Según la Organización Mundial de la Salud, en 2009 fallecieron más de 80.000 personas por causa del alcohol solo en América) ¿Por qué no se etiquetan las botellas con advertencias similares a las del tabaco acerca del peligro de su consumo? El holding que conforma la industria internacional del alcohol resulta ‘todopoderoso’.

Los actores de las grandes producciones repiten hasta el hastío (hasta el convencimiento del espectador) la mentira que constituye la estructura profunda de las dependencias: “Necesito un (en este caso) trago”. Y beben como esponjas. El efecto imitación está más que logrado.

“Necesito un trago” es, en su estructura profunda, exactamente lo mismo que “necesito un cigarro” o “necesito una raya”. El caso es convencer de que la respuesta al malestar o al simple aburrimiento es recurrir a un tóxico, no solo socialmente aceptado, sino en un crecimiento vertiginoso. ¿Quién puede ser tan patético en cuestionar que emborracharse es la finalidad de cualquier fiesta que se precie? ¿Quién no sabe que los alcohólicos (ya no se utiliza esta palabra) son muy divertidos? ¿Quién duda de que “ponerse hasta el culo” de todo tipo de drogas te hace ser visto como un héroe?

Hasta los mismos Estados financian “Tours del Vino” y de otras bebidas alcohólicas. El alcohol ha desplazado en muchos casos al tabaco como droga legalizada introductoria al consumo de drogas ilegalizadas. El triunfo de la propaganda es absoluto: alcohol=diversión, y nada más. Solo un idiota se atrevería a añadir algo a esta ‘verdad’ incuestionable.

Es así que ya en 2012 la edad de inicio de consumo de alcohol se situaba en España en los 13 años. Dos años después comienza el tránsito al consumo de todo tipo de drogas ilegalizadas. El problema está tan generalizado y asumido que ya no se ve como un problema… hasta que se complica en exceso. Y entonces se esconde, no sea que perjudique a una próspera industria “que crea tantos puestos de trabajo”.

Contra la apisonadora de la propaganda solo cabe la respuesta profesional, científica y rigurosa, en todos los ámbitos, la formación y la implementación de Programas de Prevención y de Tratamiento”.

El MÁSTER PROPIO EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS es, con diferencia, el más completo.

El MÁSTER PROPIO EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS es el único 100% online, cuyo objetivo es dotar al alumno de los conocimientos teóricos más amplios y de las habilidades prácticas más avanzadas en Adicciones y Drogodependencias, capacitarlo máximamente en todos los aspectos: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento, Neuropsicología y Psicopatología, Farmacología, Adicciones no químicas, Medicina Legal, Peritaciones, Inserción Social, Aspectos Jurídicos… Debido a la enorme importancia que ha adquirido la problemática de las drogodependencias y otras adicciones y ante el avance epidemiológico en la población, este Máster incluye el más amplio programa de formación especializada para profesionales del sector sanitario (Psiquiatras, Psicólogos, Médicos, Enfermeros), así como para profesionales que también la precisan, como Trabajadores Sociales, Educadores Sociales, Profesores, Farmacéuticos, Abogados, Sociólogos, Criminólogos, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y personas interesadas, independientemente de su titulación.

Para más información sobre el mismo, consúltese la web oficial: www.masteradiccionesonline.com y http://postgrado.adeit-uv.es/master-adicciones-drogodependencia. También se puede reservar plaza directamente en https://av.adeituv.es/postgrado/preinscripcion/index.php?cod=16721050&l=2. Ya está abierto el plazo de preinscripción (gratuita y obligatoria) para el Curso 2017. Lo importante es preinscribirse cuanto antes para poder tener asegurada la plaza.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *