29 de octubre, Día Internacional sin Juego

octubre 28, 2014

Dia Mundial Sin Juego

Desde hace varios años se celebra el 29 de octubre el Día Internacional sin Juego, como forma de alertar a la sociedad de los peligros que puede llevar aparejada esta actividad. En España el juego se legaliza en 1977 y, dadas las consecuencias negativas que podía llegar a tener, se reguló entonces como una “actividad económica especial”. Entre otras características, no se permitía su publicidad, tenía una fiscalidad especial elevada y se buscaba la seguridad y garantía del jugador. Pese a ello, no se evitó el aumento de “jugadores en riesgo” y de aquellos que acaban siendo ludópatas.

Esta situación ha empeorado con la llegada de los juegos online, con el “vale todo” -desde la publicidad a la diversidad de apuestas-, sin ninguna medida, ni técnica ni administrativa, que defienda a los menores de ello, cargando a las familias españolas con otro problema más.

Pese a la crisis actual, en el año 2013 se jugaron en España 28.112 millones de euros, en una carrera sin límites ni frenos por obtener cuota de mercado, entre el juego privado (casinos, bingos y máquinas), juego público (loterías, cupón, etc.) y juegos online (póquer, apuestas deportivas, etc.) convirtiendo este país en un gran casino, con una de las ofertas de juego mayores del mundo, rebajándose la carga fiscal y fomentando imprudentemente la práctica del mismo, sin límite de publicidad, especialmente en el caso de los juegos a través de Internet.

Esta burbuja del juego que se ha producido tiene como consecuencia, curiosamente, que se recaude menos en impuestos por parte de las administraciones, y que incluso se generen menos puestos de trabajo, además del aumento de las ludopatías con sus correspondientes consecuencias negativas a nivel personal, familiar, socio-sanitario, judicial, etc.

Por todo lo expuesto, proponemos el siguiente decálogo:

1) La necesidad de elaborar estudios que describan científicamente la situación del juego sobre la sociedad española.
2) Que no se autoricen las slot online y apuestas cruzadas, por su evidente potencial adictivo.
3) Que se revise la fiscalidad del juego, especialmente del online, con la finalidad no sólo de que aporte más dinero a las arcas del Estado, sino que se limiten los premios y, además, no se autoricen megaproyectos fuera de la realidad de nuestro contexto.
4) Que se regulen la publicidad y las estrategias promocionales, a nuestro juicio excesivamente agresivas, que se difunden sin franja horaria y que incitan a los ciudadanos induciéndoles constantemente al juego.
5) Que la normativa proteja especialmente a los menores y a la familia (son cada vez más las amas de casa afectadas y las familias con problemas económicos a causa del juego).
6) Que la normativa regule adecuadamente la actividad de las empresas del juego, favoreciendo el juego responsable con medidas que eviten la problemática patológica.
7) La consideración de enfermo de aquellas personas afectadas por la ludopatía.
8) La disposición de los recursos socio-sanitarios necesarios par su adecuada atención.
9) La implicación de las administraciones y la participación ciudadana en el desarrollo de las estrategias o planes de prevención sobre la problemática de la adicción al juego.
10) Y sobre todo la visibilidad sobre los procesos de decisión normativos y de las medidas que afecten a nuestra sociedad.

Por todo ello, solicitamos que las administraciones en concreto y en general a la sociedad tengan en cuenta lo apuntado en este día tan señalado y promuevan un gran pacto entre todos los agentes sociales y económicos implicados, al objeto de elaborar la normativa y su correspondiente Libro Blanco del Juego para que todo ello marque las líneas maestras de la regulación del juego en nuestro país.

Valencia, 29 de Octubre de 2014.

Miguel Mazón, Mariano Choliz, Francesc J. Verdú y otros.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.