Alcohol y tabaquismo dañan al bronceado

abril 06, 2015

El consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo son factores que pueden aumentar los daños en la piel que estuvo expuesta al sol, advirtió el dermatólogo José Ángel Martínez.

 

Fuente original: eldiariodevictoria.com.mx |  31/03/2015

 

El consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo son factores que pueden aumentar los daños en la piel que estuvo expuesta al sol, advirtió el dermatólogo José Ángel Martínez.

El especialista de la empresa dedicada al cuidado de la piel, Heliocare, indicó que los vacacionistas deben tomar en cuenta una serie de medidas que van desde el uso de bloqueadores hasta la hora recomendable para broncearse.

“Para prevenir el envejecimiento cutáneo es bueno consumir fruta fresca, verdura y cereales con un alto nivel de fibra y antioxidantes. Se debe evitar el tabaco y moderar el consumo de bebidas alcohólicas, que también favorecen el envejecimiento cutáneo”, subrayó.

En un comunicado, Martínez apuntó que cualquier método para lograr un bronceado perfecto equivale a exponer la piel al envejecimiento prematuro, con la aparición de manchas, arrugas y la posibilidad de padecer cáncer de piel.

Las radiaciones solares tienen un efecto acumulativo sobre la piel, por lo que los problemas no se notan de inmediato, sino con el paso de los años, casi de forma imperceptible, pero irreversiblemente, agregó.

Ante ello, recomendó conocer el tipo de piel de cada persona para saber el tiempo suficiente al que tienen qué exponerse al sol, así como estar pendiente que los índices de radiación ultravioleta no superen el nivel 5-6.

Además, los vacacionistas no deben exponerse al sol directamente entre las 11:00 y las 16:00 horas, aunque se hayan aplicado un protector solar.

Pidió protegerse en la playa, montaña, piscinas, terrazas, en actividades laborales o deportivas, pues no sirve sentarse bajo una sombrilla porque la arena refleja de forma abundante los rayos solares.

También aseguró que caminar o estar dentro del agua tampoco cuida a las personas, y que es falsa la creencia de que un día nublado protege, pues 80 por ciento de los rayos UV siguen llegando a la piel.

Las zonas del cuerpo más sensibles, dijo, son la cara, los labios, cuello, cabeza, escote, senos, orejas y dorso de los pies, sobre todo en niños y personas mayores.

Martínez aconsejó no tomar baños de sol durante más de 15 minutos seguidos y por ningún motivo dormirse bajo el sol, debido a que lo mejor es estar en movimiento, beber pequeñas cantidades de agua y aplicarse este líquido sobre el cuerpo para refrescar la piel.

“Se debe evitar el uso de productos que contengan alcohol como perfumes, colonias, desodorante, antes de la exposición solar, porque pueden causar manchas oscuras en la piel”, indicó.

De igual forma, sugirió a las mujeres embarazadas evitar la exposición al sol y usar productos de alta protección por el riesgo de melasmas, que son manchas pardo-negruzcas que suelen aparecer en la cara.

Para contrarrestar la pérdida de agua por el sudor provocado por la exposición solar, es conveniente beber abundante líquido para eludir una deshidratación, agregó.

Después de broncearse, la piel se deteriora por el aire, la resequedad, el cloro o la sal, por lo que conviene tomar un baño sin usar jabones con demasiados perfumes, geles o esponjas y al finalizar se recomienda aplicar una crema hidratante.

En México ocurren alrededor de mil casos anuales de cáncer de piel, y su incidencia se duplica cada diez años, de acuerdo con cifras del Servicio de Dermatología del Hospital General de México.

Existen tres tipos de cáncer de piel que son provocados por la radiación solar y las cámaras de bronceado, la exposición a los rayos X y los lunares que aparecen en el cuerpo humano.

El melanoma, que es el cáncer más agresivo, puede aparecer en la piel normal o puede surgir como un lunar que luego cambia de apariencia, color, tamaño, forma o textura, e incluso algunos otros con los que se nace pueden convertirse en tumores melánicos.

El cáncer menos maligno es curable, como el carcinoma basocelular, con tasa de curación de cirugía de 90 por ciento; el carcinoma epidermoide con 73 por ciento, y el melanoma es de menores probabilidades de curación, sobre todo si se diagnostica en etapa avanzada.

Las personas más susceptibles a contraer cáncer de piel son los campesinos, marinos y vendedores ambulantes, y se adquiere por factores genéticos y quienes tienen la piel muy blanca.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.