Teléfono: +34 963 262 600

Cine y tabaco (II)

marzo 09, 2016

Humo y cigarrillos en el lenguaje cinematográfico

Fuente: Dr. Miguel Barrueco Ferrero. Hospital Universitario de Salamanca. Universidad de Salamanca. Revista Española de Drogodependencias.

El humo, por sus cualidades estéticas, ha sido utilizado para definir:

• Ambientes interiores cerrados

• Atmósferas brumosas

• Ambientes etéreos estáticos o móviles

• Atraer la atención sobre un foco de luz en un ambiente de penumbra

• Marcar el movimiento de la cámara

• Añadir tensión dramática a la escena

Un cigarrillo consumiéndose, o un cenicero que se va llenando de colillas conforme avanza la acción, es también el instrumento perfecto para señalar el transcurrir del tiempo sin recurrir a un recurso explícito como el reloj.

El tabaco perfila al personaje:

• El puro simboliza el poder

• Un cigarrillo alargado y con boquilla, en la boca de una mujer, sensualidad

• En las manos de un vaquero, un gángster o un francotirador, tensión

• En las de un torturador, se transforma en un instrumento de tortura

Cabrera Infante:
“Un cigarrillo lánguido al final de una muñeca caída es a Marlene Dietrich lo que una colilla ruda entre el índice y el pulgar era a Humphrey Bogart: una extensión del personaje, no un accesorio”.

Géneros cinematográficos: el cine negro

‘El Halcón Maltes’

Géneros cinematográficos: los personajes duros

• Bogart en ‘El Bosque Petrificado’.

• John Wayne en ‘Misión de audaces’ o en ‘El Hombre tranquilo’.

• El cigarrillo colgando de los labios como parte de la caracterización de “duro”.

Géneros cinematográficos: el cine de aventuras y amor

En ‘Casablanca’, Bogart es un seductor que fuma un cigarrillo tras otro.
“El cigarrillo de Bogart era un tabaco cínico que le permitía al héroe hacer pausas, silencios de donde nacían sus frases hoy universalizadas: siempre nos quedará París”.
(Francisco Umbral: ‘Elogio estético del tabaco’)

Pero en el cine no solo fuman los duros; actores menos viriles o sexualmente ambiguos como Cary Grant estaban también íntimamente relacionados con los cigarrillos.

Géneros cinematográficos: el cine de lujo y amor

El uso de cigarrillos por las actrices en las películas contribuyó a normalizar su consumo entre las mujeres. Las fumadoras eran:
• Valientes
• Ricas
• Independientes
• Seguras de sí mismas
• Casi siempre adoptaban un aire de mujer fatal

En ‘La extraña pasajera’ el amor se manifiesta mediante el uso de cigarrillos para simbolizar las relaciones sexuales que no se ven en la pantalla, y que alcanza su máxima expresión en la escena en la que Paul Henreid enciende los cigarrillos de dos en dos y ofrece uno a Bette Davis, mientras cruzan sus miradas cómplices.

(El feminismo masculino de Joan Crawford, en ‘Johnny Guitar’)

Géneros cinematográficos: el cine de amor y deseo

La sensualidad de Marlene Dietrich, en ‘Desesperación’, pidiendo fuego al policía que la acusa, sentada en una silla, con un cigarrillo en los labios, o en ‘El expreso de Shangai’ o en’ El diablo es una mujer’.

(Lauren Bacall pidiendo fuego en ‘Tener o no tener’)

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *