Google+
Teléfono: +34 963 262 600

Creó un club de fútbol para sacar a sus amigos de la droga

octubre 15, 2015

Cuando el deporte es dar. Jessica Medina coordina Recreativo Amistad de Beccar, instalado en villa La Cava, donde 230 chicos participan de deportes y actividades formativas.

David Flier | Fuente original: clarin.com

Mientras crecía en las calles de villa La Cava, Jessica Medina palpó de cerca cuánto daño podía hacer la droga en una sociedad. La joven de 26 años todavía guarda nítido el recuerdo de «El Negro», aquel amigo que, sumido en ese mundo, perdió la vida cuando ella apenas tenía 19. Ese caso, como los de tantos otros amigos y conocidos del barrio afectados, la movilizó a crear junto a su familia en 2001 Recreativo Amistad de Beccar, un club que apunta a la contención y en el que 230 chicos realizan deportes y otras actividades formativas.

«Empezamos porque la juventud se estaba perdiendo por la droga. La mayoría de mis amigos se estaba metiendo en eso, en paco o marihuana, y no sabíamos cómo ayudar. Yo jugaba al fútbol de chica y con mi papá comenzamos a organizar partidos amistosos entre nosotros los sábados a la mañana», rememora para Clarín Jessica, coordinadora general del Recreativo Amistad. Su padre, Leonardo, es el presidente de la entidad.

El trabajo en la cancha y en otras actividades formativas de Recreativo Amistad ya ha dejado testimonios de que los chicos pueden salir adelante cuando se les brinda, sobre todo, la contención necesaria. «Actualmente tenemos tres coordinadores que estaban metidos en las drogas. Los llamamos ‘Chicos recuperados'», cuenta Jessica. Y agrega: «Ellos eligieron el deporte en vez de meterse en cosas malas». Luego, narra la historia de uno de sus vecinos, a quien prefiere mantener en el anonimato: «Tiene mi edad y hace siete años perdió a su madre. Sus padres fueron alcohólicos y él se metió en la droga. De a poco tomó conciencia y nosotros le ayudamos. Nos dijo que al tener que venir los sábados a la mañana a jugar dejaba de consumir la noche anterior». Desde el año pasado, se convirtió en uno de los coordinadores de las actividades de los chicos. «Mirá qué bueno que es más fuerte el deporte que una bolsa», reflexiona Jessica.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *