El 40% de los padres dice que no habló con sus hijos del alcohol

junio 01, 2015

Aunque creen que dialogar es la mejor prevención, una encuesta muestra que una gran cantidad de padres no lo hace.

 

Fuente original: clarin.com |  27/05/2015

 

Si bien más del 90% de los padres cree que hablar con sus hijos es la mejor herramienta para evitar el consumo de alcohol, sólo el 60% habla con ellos del tema. Además, el 78% de los padres piensa que los jóvenes consumen mucho alcohol y, al mismo tiempo, el 81% dice que sus hijos no consumen. Son algunas de las conclusiones de una encuesta que hizo Focus Latin como parte de un programa llamado «Vivamos responsablemente», que lleva adelante una empresa que vende alcohol. El trabajo se basó en 300 entrevistas a padres de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano.

Los padres se mostraron preocupados por las consecuencias: el descontrol y el daño a la salud. También opinan que los motivos de consumo es una combinación de la necesidad de pertenencia a un grupo con el exhibicionismo propio de la edad. No ponen la lupa en la relación padres e hijos y mucho menos en su propia relación.

Critican la falta de control de otros padres y también le atribuyen responsabilidad al Estado por la falta de prevención. Igual, admiten que la mejor herramienta es el diálogo entre padres e hijos, mucho mayor que cualquier campaña. De hecho uno de cada cuatro menciona campañas en escuelas y uno de cada cinco campañas privadas sobre consumo responsable.

A la hora de hablar, el 60% dijo que mantuvieron diálogos con sus hijos, pero sólo el 40% lo hicieron los dos padres y en el 20% restante sólo uno de ellos, en general la madre. Estos padres fijaron la edad en 10 años como inicio para hablar. Y un 30% contó que incluso habló con padres de otros chicos.

Estos padres también opinan que son los principales referentes en este tema ante sus hijos. Sólo el 23 % admite referentes externos, sobre todo celebrities del deporte o el espectáculo. En síntesis, la medida considerada más efectiva para enfrentar los problemas consisten en tener más diálogo entre padres e hijos, dos veces más frecuente que poner límites a los menores.

Llama la atención entonces que el 40% de los padres admita que todavía no se ha sentado a charlar con sus hijos sobre un tema que tanto preocupa y que ellos mismos consideran que la mejora educación en este sentido está en casa, mediante el diálogo.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.