«El paciente es un adicto, no a una sustancia, y sí a un estado de ánimo»

Fuente: laopiniondemalaga.es. ÁNGELA MARÍA VÉLEZ.

«La adicción es una enfermedad y se reparte entre todos los espectros sociales como lo hacen otras enfermedades» – «Las familias de adictos sufren la llamada ‘coadicción’ y ese problema también tenemos que resolverlo»

¿Cómo son los procesos de desintoxicación que llevan a cabo en Cúvel Adicciones?

La desintoxicación pasa por una parte farmacológica, siempre de la mano de un médico que, según la adicción que tenga el paciente, prescribe uno u otro medicamento que no sea potencialmente adictivo. Las desintoxicaciones normalmente las hacemos a nivel ambulatorio, en nuestras clínicas (Málaga, Marbella y Córdoba). Algunos adictos, sobre todo a los opiáceos, pueden necesitar ingreso en nuestros hospitales colaboradores para llevar a cabo el tratamiento. Nuestra filosofía es hacer los tratamientos cortos y sin medicamentos que sean adictivos. Trabajamos la ansiedad posterior con terapias conductuales sobre el estilo de vida, rutinas y terapias de grupo.

¿Qué adicciones tratan?

Cocaína, cannabis, alcohol, benzodiacepinas y politoxicomanías. Ahora, en la actualidad, estamos notando un repunte de la heroína, como en los años 80 (ha aumentado mucho el consumo de los llamados rebujitos -cocaína más heroína- y del llamado gas de la risa), aunque nuestros pacientes mayoritariamente vienen por coca, cannabis y alcohol.

¿Se tratan las adicciones de la misma manera?

A nivel farmacológico se tratan según la sustancia y la prescripción médica. A nivel cognitivo-conductual ya es más parecido paro todos los pacientes. El paciente es un adicto, no a una sustancia y sí a un estado de ánimo. El tratamiento conductual pasa por un cambio en el estilo de vida, en las rutinas y en evitar estímulos durante algún tiempo. Nosotros les decimos a los pacientes que durante un tiempo dejen de ir a cafeterías, bares, lugares de ocio, etc. porque cuando te quitan una sustancia se tiende a compensar con otra. Hay muchos casos de adictos a la heroína o la cocaína que han superado esa adicción y han caído en la del alcohol, que es una droga más social. El alcohol es la droga que más minimizan los pacientes y es, sin embargo, la más peligrosa. Con un síndrome de abstinencia del alcohol te puedes morir y sin embargo con el de la heroína la vida no corre peligro.

Leer más: https://www.laopiniondemalaga.es/vida-y-estilo/salud/2022/01/29/paciente-adicto-sustancia-estado-animo-62073551.html

 

                       ¡ÚLTIMO DÍA!

 

A los nuevos alumnos que ahora comienzan a recibir la formación más completa y los medios más avanzados para la Prevención y Tratamiento de Conductas Adictivas.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.