Famosos y Psicofármacos

julio 06, 2015

En el mundo de los famosos y la farándula, ese que vemos todos los días con focos y grandes titulares, también hay una parte oscura, tenebrosa y preocupante. No se trata solo de los desfases que realizan los protagonistas de esas historias tan glamourosas, sino que también hay tristísimas situaciones en las que la depresión, el estrés y la ansiedad son el centro de los sucesos que ocurren en sus vidas.

Fuente original: Help Adicciones

En el mundo de los famosos  y la farándula, ese que vemos todos los días con focos y grandes titulares, también hay una parte oscura, tenebrosa y preocupante. No se trata solo de los desfases que realizan los protagonistas de esas historias tan glamourosas, sino que también hay tristísimas situaciones  en las que la depresión, el estrés y la ansiedad son el centro de los sucesos que ocurren en sus vidas.

La cocaína, la heroína, éxtasis, el alcohol y tantas otras drogas están presentes en las fiestas y el día a día de muchos de estas estrellas , pero también lo están sustancias psicoactivas recetadas por facultativos. La ansiedad puede llevarse el éxito si no se cumple con lo exigido y una depresión puede hundir una carrera antes de lo que el actor o actriz se dé cuenta.

Hugh Ledger es uno de esos actores que pasó por esa situación, siendo el resultado dramático, todos sabemos que fue encontrado muerto en su apartamento, por causas relacionadas con el consumo de los fármacos.

En una entrevista reconoció que el ritmo de trabajo que había sufrido durante los últimos años le impedía dormir y necesitaba una pastilla para hacerlo. También reconoció que no había sido suficiente y que a veces consumía dos, y aun así no era suficiente para conciliar el sueño todas las horas que necesitaba.

Según el informe que se hizo público más adelante, el actor había consumido oxicodona, hidrocodona, diazepam, temazepam, alprazolam y doxilamina, al parecer de manera abusiva, lo que había provocado una sobredosis que afectó a sus órganos internos.

No se trata, pues, de una adicción a sustancias  ilegales, sino al abuso de otras de carácter legal que terminaron en provocarle la muerte. Estas drogas, aunque legales e incluso prescritas con control médico, pueden también provocar serios problemas y situaciones que pueden llegar a causar la muerte de quien la toma en el peor de los casos y serias secuelas en el mejor de ellos.

Los psicofármacos dejan de ser medicamentos y se convierten en una sustancia toxica cuando se utilizan de una manera inadecuada, saltándose la prescripción para el cual fue recetado, indiferentemente de la legalidad del mismo.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.