INFORME OMS: Los efectos sociales y de salud del consumo de cannabis no médico (en inglés)

febrero 14, 2017

​Existe una preocupante demanda creciente por el tratamiento de los trastornos por uso de cannabis y las condiciones de salud asociadas en los países de ingresos altos y medianos, y se ha prestado mayor atención a los efectos en la salud pública del consumo de cannabis y los desórdenes relacionados con los diálogos de política internacional.

Fuente: OMS

El cannabis es globalmente la sustancia psicoactiva más comúnmente utilizada bajo control internacional (entre las sustancias ilegales). En 2013, se estima que 181,8 millones de personas de 15 a 64 años utilizaron cannabis para fines no médicos a nivel mundial (intervalo de estimación entre 128,5 i 232,1 millones) (UNODC, 2015). Existe una preocupante demanda creciente por el tratamiento de los trastornos por uso de cannabis y las condiciones de salud asociadas en los países de ingresos altos y medianos, y se ha prestado mayor atención a los efectos en la salud pública del consumo de cannabis y los desórdenes relacionados con los diálogos de política internacional. Todo esto ha contribuido a la decisión de publicar este informe de actualización sobre los efectos sanitarios y sociales del consumo no medicinal de cannabis.

En 1995, la Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó una reunión de expertos sobre el cannabis que llevó al desarrollo de un informe sobre las consecuencias para la salud del consumo de cannabis (OMS, 1997). Desde entonces se ha realizado investigación significativa sobre los efectos del consumo de cannabis en la salud.

La OMS (a través de su Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias) organizó una reunión de expertos los días 21 y 23 de abril de 2015 para revisar y resumir los conocimientos disponibles sobre los efectos del consumo no medicinal de cannabis en la salud y el funcionamiento psicosocial. La reunión fue organizada por el Ministerio de Salud y Asuntos Sociales de Suecia. El objetivo de la reunión era examinar las últimas pruebas del impacto del consumo no medicinal de cannabis en la salud, definida por la OMS como un estado de completo bienestar físico, mental y social y no simplemente la ausencia de enfermedad o dolencia. La reunión también abordó las respuestas del sistema de salud a los trastornos del uso de cannabis y otras condiciones de salud causadas o asociadas por el uso no medicinal de cannabis. Se identificaron prioridades para la investigación internacional en estas áreas, pero el uso médico del cannabis y los cannabinoides estaba fuera del alcance de la reunión.

Esta publicación se basa en las contribuciones de una amplia gama de expertos e investigadores de diferentes partes del mundo. El objetivo es presentar los conocimientos actuales sobre el impacto del consumo no medicinal de cannabis en la salud. En el proceso de finalización del presente informe se examinó la actualización sobre el cannabis y hachís (Madras, 2015), encargado por la Secretaría del Comité de Expertos de la OMS sobre la Dependencia de Drogas y presentado en la 37ª reunión de ese Comité de Expertos en Noviembre 2015 (OMS, 2015).

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.