Google+
Teléfono: +34 963 262 600

LA GRATUIDAD DE LOS FÁRMACOS PARA DEJAR DE FUMAR PROVOCA UNA AVALANCHA DE CONSULTAS

Fuente: www.elcomercio.es. LAURA MAYORDOMO.

Las unidades de tabaquismo urgen refuerzos para atender la
demanda. Ya no hay stock del Zyntabac, uno de los
tratamientos.

La demanda de los medicamentos para dejar de fumar se ha
incrementado desde que éstos corren a cuenta de la sanidad pública. Lo
mismo ha ocurrido con las peticiones de consulta en las unidades
especializadas de tabaquismo, las que funcionan en los centros de salud
de Ventanielles, en Oviedo, y El Quirinal, en Avilés. Ambas han
registrado más demanda en estos dos últimos meses que en todo el año
pasado, cuando en la capital asturiana se vieron unos 300 pacientes en
Oviedo y otros 200 en Avilés. «Si alguien viene pidiendo cita, la primera
fecha disponible que tenemos ahora mismo es agosto», explicaba ayer
José Manuel Iglesias, de la unidad de tabaquismo del Área Sanitaria IV.
Hasta finales del año pasado, toda petición de consulta se resolvía antes
de un mes.
De ahí que los médicos que atienden estas unidades reclamen refuerzos
que permitan dar respuesta a la actual situación. «Es una avalancha
total», advierten. Es urgente atender esta demanda, arman, porque «hay
que aprovechar el momento en que la gente muestra intención de querer
dejar de fumar. Si se tarda tanto en atenderla, puede cambiar de opinión».
La decisión del Gobierno de financiar los medicamentos para dejar de
fumar entró en vigor a principios de año, aunque la dispensación en
Asturias del Champix y del Zyntabac -las dos presentaciones comerciales
de estos fármacos- se demoró hasta febrero. La cooperativa farmacéutica
Cofas conrfirma que «actualmente hay stock en las presentaciones de
inicio y continuación de Champix, a excepción de aquella indicada en
pacientes con insuficiencia renal». Sin embargo, «por causas ajenas a la
cooperativa», no hay reservas de Zyntabac más allá de las cajas que
puedan quedar en las oficinas de farmacia. La situación es idéntica en el

resto de España. Son problemas achacables al propio laboratorio. Y,
según fuentes sanitarias, es posible que el fármaco no vuelva a estar
disponible hasta el último trimestre de este año.
Afortunadamente, este es el tratamiento menos prescrito. En Asturias, lo
siguen en torno al 15 o 20% de los pacientes que quieren dejar de fumar.
A los que ya han iniciado el tratamiento, los médicos les están
adelantando las recetas de los siguientes meses -son tres en total- para
que adquieran ya el medicamento antes de que se agote definitivamente.
Para los que aún no lo han iniciado, se verá la posibilidad de indicarles un
tratamiento con champix o con terapias sustitutivas, como parches de
nicotina.
En cualquier caso, los fármacos por sí solos no garantizan dejar el hábito
del tabaco. Es preciso seguir un programa de deshabituación. Solo así el
40% de los que lo intenta logra dejar de fumar.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *