LA TRASTIENDA DE LAS AGRESIONES EN PRISIÓN

Fuente: www.lne.es. Marián Martínez.

Enfermedades psiquiátricas y drogas, la trastienda de las agresiones en prisión
La cárcel asturiana registró en los últimos dos años 38 ataques a los
funcionarios al separar a reclusos en peleas o al darles «malas» noticias.

Ya suman 38 agresiones en dos años a los funcionarios del Centro Penitenciario de Asturias.
Una situación que se ha vuelto insostenible y que tiene visos de ir a peor, porque la carencia
de personal y su elevada edad no encuentra solución en el Gobierno central. Pero a esto se
suma que la prisión asturiana está saturada, que cerca del 40 por ciento de los reclusos
sufren alguna enfermedad psiquiátrica diagnosticada y que el «tráfico» de drogas y de
medicamentos es una realidad que ya nadie se atreve a negar.
Uno de los casos más recientes que colmó el vaso de la paciencia de los funcionarios en la
prisión asturiana se produjo a principios de este mes. Cuatro funcionarios resultaron
heridos al tratar de sofocar una pelea entre aproximadamente una veintena de reclusos.
Todo empezó entre dos presos, uno de ellos peligroso, al parecer por una deuda de drogas.
Los vigilantes intervinieron para separar a los dos protagonistas principales y eso les costó
tener que ser atendidos, primero en el centro penitenciario y después en otros
hospitalarios.

«Se producen situaciones de riesgo continuamente. Por ejemplo, cuando vamos a
comunicar a un interno una notificación en la que se le deniega un beneficio, como un
permiso de salida, no sabemos cómo va a reaccionar. Y muchos lo hacen violentamente»,
explicó Joaquín Villar, de Acaip-UGT. Hace aproximadamente un año, una reclusa del módulo
10 (únicamente de mujeres) atacó a una funcionaria al sufrir un brote de esquizofrenia,
causándole varias lesiones y contusiones. También recibió una primera atención por el
personal sanitario de la cárcel asturiana, para luego ser trasladada al Hospital Universitario
Central de Asturias (HUCA). Hace sólo unos días otra mujer arremetió contra dos
funcionarias, que sufrieron lesiones leves.
Pero este tipo de comportamientos agresivos también se producen entre los propios
reclusos, y muchas veces de rebote acaban lesionados los funcionarios que tienen que
intervenir. En fechas reciente, un paciente del Centro de Inserción Social (CIS) que sufre un
problema psiquiátrico rompió un cristal y atacó a otro preso, lo que obligó a los funcionarios
a intervenir con riesgo de sufrir heridas.
«Hace años que se abandonó la inversión en la política penitenciaria porque aquí no hay
votos y se ha entrado en una decadencia que puede tener unas consecuencias que nadie
parece tener en cuenta. El artículo 25 de la Constitución habla de reeducación y reinserción
social, pero la cárcel puede ser una escuela de delincuencia. Los enfermos psiquiátricos no
deberían estar aquí, por ejemplo, y los viernes se suministra la medicación para todo el fin
de semana. Y la revenden. Hay que adoptar medidas», advirtió Joaquín Villar.

ABIERTO EL PLAZO DE PREMATRICULACIÓN EN EL MÁSTER 2020. Más información en:
www.masteradiccionesonline.com y https://postgrado.adeituv.es/landing/master-propio-en-prevencion-y-tratamiento-de-las-conductas-adictivas-18a-edicion/?utm_source=google&utm_medium=cpc&utm_campaign=busqueda&gclid=CjwKCAjw0N3nBRBvEiwAHMwvNvnuzAEn782svzd8SZffF7L1ilGDPX4DiWsJg30I17Kg-U1-R4WafxoCvPsQAvD_BwE. Se necesitan especialistas en todos los ámbitos. La preinscripción en el MÁSTER es gratuita y obligatoria.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.