LAS ADICCIONES VISTA DESDE EL CENTRO Y DESDE LA ORILLA

agosto 02, 2018
Fuente: Juan Carlos Quirante Méndez. el mexicano
En varias ocasiones hemos sido testigos de iniciativas para reducir las adicciones, tratar de disminuirlas o incluso aniquilarlas. Es loable y se reconoce las buenas intenciones de quienes pretenden lanzar campañas contra algunas adicciones: contra las drogas principalmente.

Pero si damos una asomada más profunda, notaremos que no son suficientes las campañas, algunas de las veces incluso pueden ser hasta perversas (involuntariamente), ¿por qué señalo esto? Veamos, por ejemplo, aquella famosa distinción entre igualdad y justicia.

No es lo mismo igualdad o uniformidad para todos, que justicia para todos. Pues muchas de las veces hacer justicia no significa que sea todo uniforme para todos. La justicia –“cuando es justa”- hace distinciones, en cuanto que no todos poseen las mismas condiciones y por lo tanto no se requiere que todos deban tener las mismas herramientas. Hay quienes, por su situación específica, requieren más soporte, o necesitan elementos especiales, para que alcancen los mínimos comunes que esos son a los que aspira la justicia: que todos puedan acceder, al menos, a lo indispensable para un nivel de vida digna.

Volviendo a lo de las campañas contra ciertas drogas. Muchas de las veces no se consideran ciertas cosas que a veces son contradictorias. Se atacan muy duro -en especial a las juventudes- con el tema de prohibicionismo y señalar ciertas drogas o cuestiones que generan adicción. Digamos que está bien, pero la cuestión está que, por un lado, se impulsan esas campañas contra esas adicciones (por ser ilícitas), pero al mismo tiempo se impulsan muchísimas campañas y publicidades a favor de otras adicciones (que son lícitas). De tal modo que al sujeto le dicen: “no consumas esto”, “deja de andar buscando esto”, “esto te matará y te sofocará irreversiblemente”… pero al mismo tiempo seduce y llama al consumismo de otras, diciendo: “eres valioso y poderoso si consumes esto”, “sólo te divertirás consumiendo esto”, “la verdadera plenitud está usando esto”. Por lo general, estas campañas segundas responden a intereses de empresas poderosamente grandes, las primeras están vinculadas con lo que en México llamamos “crimen organizado”.

No pretendo decir que sean malas las campañas o no debiesen existir, sólo describo que al hablar de adicciones se va más allá de lo ilícito o lícito, se debe ver más allá de si las leyes y la economía regula una y prohíbe otras. Lo que está en juego más bien es el balance que se tiene respecto a las alternativas cuando algo se prohíbe. Porque en este caso, se prohíben elementos adictivos, pero se promueven y seducen a otros igualmente adictivos.

Bien, ¡hagamos campañas contra ciertas adicciones, que se inviertan los millones necesarios para eso! Pero que se triplique, al menos, la inversión en alternativas saludables para ese mismo público a quien va dirigida la campaña. A los jóvenes se les dice no consumas, no practiques, no visites… tal o cual cosa… por justicia se le debería seguir diciendo: “porque tienes esto, puedes practicar esto, y visitar esto otro”. ¡Pero no lo tienen!

Pero si para la población no se tienen espacios, opciones, alternativas… entonces se hace injusticia sólo tratando de erradicar un mal -que ciertamente sí es dañino ese tipo de adicciones- pero sin proporcionarles opciones de consumos saludables. Y lo que es más triste; en las periferias, en esos lugares donde suele precisamente estar desatendidos esos espacios y opciones de alternativa ante las adicciones…. Es donde se promueve y se oferta alta e indiscriminadamente la oferta de las adicciones lícitas.

A veces se tiñen sólo de línea moral las campañas anti adicciones, pero se mira poco el elemento de justicia social, de la economía, de la política y de otros tantos elementos que se quedan fuera, preponderando la visión desde el centro, no de la periferia.

Abierto el plazo de preinscripción en el MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS. Más información aquí MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS y en https://postgrado.adeituv.es/master-adicciones-drogodependencia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.