Teléfono: +34 963 262 600

Lo barato sale caro: drogas sintéticas atrapan a jóvenes ricos

junio 20, 2016
Crack, cristales cocaína y mentanfetaminas figuran entre las favoritas. El decomiso de estas drogas aumentó un 20% los primeros meses del año. 

Fuente: Pablo Rojas. www.crhoy.com

Emociones elevadas, relajación, percepción alterada o psicosis. Esos son algunos de los efectos que provocan las drogas sintéticas, cuyo precio ronda los mil colones por dosis.

Pese a lo poco significativo del monto, el precio es altísimo para la salud y el bienestar de esa población, que se engancha en las redes de las drogas desde la primera vez que consume.
La incautación en el país de marihuana sintética, conocida como K2 o ‘Spice’, no asombra a las autoridades. Pero, sí agudiza la preocupación por un tema sensible para la juventud costarricense.
Según el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), es usual que los menores que se inicien en el consumo de drogas lo hagan mediante productos sintéticos. No lo hacen con tabaco ni marihuana.
De acuerdo con Guillermo Araya, director del IAFA,  los jóvenes no están experimentando su primer contacto con las drogas que, “dentro de lo malo, son las menos malas.  Están experimentando con  crack, cristales, cocaína o metanfetaminas que generan un mayor poder de adicción”, aseguró.
En esta búsqueda de diversificar e innovar, los  traficantes usan colores y nombres llamativos. Crack, LSD o éxtasis se convirtieron en el rito de iniciación para muchos. Sin embargo, son drogas con efectos más fuertes en un corto o mediano plazo.
De acuerdo con Araya, en Costa Rica no solo se consume una sustancia. Existe lo que él denomina policonsumo; es decir, quienes consuman éxtasis posiblemente consuman marihuana, tabaco o alcohol. Araya asegura que eso “hace una bomba, mucho más para un menor de edad que está en la maduración de capacidades cognitivas”.
Aumentan decomisos
La K2 tiene una presentación similar a la de un incienso.  Se consume inhalada o mezclada en bebidas y su precio es relativamente bajo.
“En el país hay bastante disponibilidad de estas sustancias de los distintos tipos, tanto naturales como sintéticas.  Hay un incremento de los decomisos en cocaína y crack. Estamos alrededor de un 20% en comparación con el año pasado”, aseguró.
Entre enero y abril de este año, se decomisaron más de 82 mil piedras de crack, 832 dosis de éxtasis  y 87 de LSD.
Fabiola Jiménez, especialista en adicciones en menores del Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), comentó que la cantidad de casos atendidos por adicciones de drogas sintéticas no es despreciable.
“El consumo no es tan habitual. Pero, la mayoría –al menos­ ha probado alguna de estas drogas sintéticas. La mayoría de muchachos son referidos por sus padres o centros educativos y –lamentablemente­ es cuando ya se dan cuenta de algún cambio en ellos”, expresó Jiménez.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *