Quiero que mi hijo deje los porros. ¿Qué hago?

Fuente: lamarinaplaza.com. JUAN CARLOS ARANCIBIA, Psicólogo General Sanitario.

Como padre de nuestro hijo es normal que no queramos que se meta en estos temas tan espinosos y de mal futuro. Tú puedes querer lo mejor para tu hijo, pero de los porros saldrá él, si quiere. No te atribuyas responsabilidades que no son tuyas.

Lo malo que tiene el cannabis es que está muy normalizado. Cannabis, porros, marihuana como quieras llamarlo es una droga. No hay vuelta de hoja, es una sustancia adictiva que causa tolerancia, cada vez necesitas de más cantidad de la sustancia para que esta »coloque», y dependencia, crea el conocido »mono» o síndrome de abstinencia por el que nos alteramos si no podemos consumir.

»El cannabis es natural, bro, que viene de una planta». Recordadle que la cicuta también es natural y no por eso deja de ser venenosa. El cáncer también es natural y no es que sea precisamente bueno. Sé que puede parecer tajante o radical este ejemplo, pero con la droga hay que hablar claro y directo, te lo dice un psicólogo que ha visto muchas familias destrozadas por los porritos.

»No quiero dejar de consumir porque si no mis amigos me rechazaran». Si esto pasa te estarán haciendo un favor ya que si no quieren lo mejor para ti… muy amigos tuyos no deben ser.

Él libremente se metió en ese mundillo y como persona adulta y responsable tiene que apechugar con lo que le venga. Al igual que te puede pasar a ti si te pillan haciendo cualquier ilegalidad. No te sientas culpable, tu hijo no se ha drogado por tu culpa, nada es »accidental», yo no voy por la calle y vuelvo a casa con unos gramos de droga en el bolsillo por ‘’accidente’’.

Como padres sois los principales proveedores de dinero de vuestros hijos por lo que estáis en vuestro derecho de cortarle el grifo y tener que darle dinero todos los fines de semana porque sí.

Tu obligación como padre es mantenerlo hasta que cumpla 18 años y si decide vivir bajo tu mismo techo tiene que hacer caso a tus normas. Los hijos tienen que ser respetados, pero los padres también, no por ser su padre tienes que aguantar abusos y malas formas.

Entonces, ¿qué puedo hacer yo como ser querido de un adicto? Si él quiere salir de esa adicción, que él por su propio pie acuda a consulta, tenéis psicólogos privados y tenéis servicios públicos como la Unidad de Conductas Adictivas de cualquier ayuntamiento. Vosotros podéis sugerirle que necesita ayuda, pero la persona no quiere hacer nada, no podemos obligarla, le tocará asumir las consecuencias de sus actos, más no podemos hacer.

El periodo de pre-matriculación, gratuita y obligatoria, para la próxima edición del MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS comienza en abril.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.