Google+
Teléfono: +34 963 262 600

​P​RIMER CENTRO PARA MENORES ADICTOS AL MÓVIL Y A LOS VIDEOJUEGOS

abril 17, 2018
La Comunidad de Madrid​ lanza un servicio para tratar a niños de 12 a 17 años que abusan de las nuevas tecnologías y a sus padres

Fuente: ELENA VIVAR. www.20minutos.es

Hablar por WhatsApp, compartir fotos en Instragram o Facebook, comentar series o programas de televisión vía Twitter, todo son actividades que ya forman parte de nuestras vidas. Sin embargo, un uso desmedido, una frecuencia recurrente o una inversión de tiempo y dinero fuera de lo normal pueden llegar a hacer de esos hábitos inofensivos una conducta adictiva.

Cuando los adictos son menores de edad, el problema es aún mayor. Para luchar contra esta nueva adicción, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un servicio especializado de intervención. Este recurso de prevención y rehabilitación atenderá a adolescentes entre 12 y 17 años con conductas de uso inadecuado, abuso o dependencia de las nuevas tecnologías.
Esto es lo que se denomina como adicción sin sustancia y se produce en aquellas situaciones en las que las personas experimentan una pérdida de control sobre su conducta. Las adicciones sin sustancia se caracterizan por desarrollar en el paciente una fuerte dependencia y una pérdida de interés o deterioro en el resto de actividades. Según datos publicados por el Ministerio de Sanidad en España, el 18% de la población de adolescentes y jóvenes entre 14 y 18 años usa de manera abusiva el móvil o los videojuegos.
«Es un paso más en el compromiso con los adolescentes y sus familias en el ámbito de las nuevas tecnologías», señaló el consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo. Este servicio «supone un novedoso, necesario y avanzado recurso para los menores y las familias, pudiendo atender hasta a 300 usuarios presenciales cada trimestre», según el consejero.
En el Centro de Atención de las Nuevas Tecnologías donde se prestarán estos servicios se realizarán también actividades formativas dirigidas a profesionales que trabajan con niños y adolescentes, y a aquellas familias interesadas en adquirir conocimientos y habilidades sobre conductas de uso, abuso y dependencia.
«Tenemos una amplia cartera de servicios. Vamos a tener terapias en grupo, individuales, para padres y madres, adolescentes y también un servicio de prevención y sensibilización», afirma José Moreno Ortiz, psicólogo sanitario y coordinador del servicio.
El recurso de prevención e intervención contará con tres terapeutas a tiempo completo y cuatro a tiempo parcial que evaluarán la conducta, la interacción y el grado de pérdida de control. De esta manera podrán saber de qué manera interfiere en las actividades escolares, las relaciones sociales y familiares e, incluso, en su propio cuidado personal.
Los servicios de este recurso irán destinados a personas en las que «el uso de un dispositivo genere una alteración significativa en su vida» explica José Moreno Ortiz, y añade que al tratarse de menores «será necesario y obligatorio que acudan con el consentimiento firmado y explícito de ambos progenitores».
● LA CLAVE ¿Cómo prevenir una conducta adictiva?
Televisión. Dosificar el tiempo de visión. No más de una o dos horas diarias. Se recomienda preguntar qué opinan los menores sobre lo que están viendo y fomentar el diálogo.
Videojuegos. Controlar que el contenido vaya acorde con la edad de uso recomendada. Y centrar el consumo en los fines de semana. Evitar que los menores merienden o coman mientras juegan.
Teléfono móvil. Es recomendable mantener el modo avión activado al menos durante cuatro horas al día, no usarlo al menos una hora antes de irse a la cama y sistematizar cuándo y cuánto tiempo se utilizan las redes sociales.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *