Google+
Teléfono: +34 963 262 600

ADICCIÓN AL CIBERSEXO

Fuente: merca2.es. Gema Tacón.

Es un hecho que vivimos en la era virtual y más concretamente en la de las redes sociales. Todas las adicciones son malas y te acarrean consecuencias y la adicción al cibersexo es una más de tantas.

Es más sencillo y menos latoso entablar conversaciones con desconocidos de forma virtual que cara a cara. Las personas que son tímidas ven un gran aliado en las redes sociales en las que su personalidad cambia por completo. Puedes llegar a desinhibirte de tal manera que termines por tener curiosidad acerca del cibersexo.

No es malo “probar” siempre que tomes las medidas oportunas y no sea algo que te impida realizar el resto de las tareas cotidianas. El cibersexo llega a ser una adicción cuando lo antepones a cosas como comer, dormir o trabajar.

Te diré algunos signos que indican que tienes un problema y deberías solucionarlo.

Algunos de los primeros síntomas que te indican que el cibersexo ha pasado de ser un simple juego para autocomplacerte a una adicción son fáciles de ver, el problema es que no quieras verlo:

  • Ya no te atraen las personas de carne y hueso.
  • Necesitas estar muchas horas en Internet buscando nuevos contenidos sexuales.
  • Te has dicho en más de una ocasión: “Esta es la última vez que lo hago”.
  • No logras el orgasmo mientras te masturbas si no lo haces mientras practicas cibersexo.
  • El nivel de sexualidad explícita que contemplas en las redes cada vez va a más.
  • Estás comenzando a pagar por cibersexo y no te importa el dinero que gastes.
  • Tu relación sentimental está teniendo problemas graves por culpa del cibersexo.
  • Mientras estás comiendo, trabajando o de paseo en tu mente tan solo está el pensamiento de volver corriendo a casa y conectarte para volver a tener cibersexo.
  • En tu lista de favoritos en el explorador tan solo tienes páginas en las que tenerlo.
  • Para poder excitarte con tu pareja tienes que imaginarla como alguna de las que encuentras en la red.
  • Y lo más importante te estás planteando seriamente que tienes un problema de adicción.

Todas las personas que tienen una adicción sean al cibersexo, a las drogas, al alcohol, o cualquier otra tienen unos síntomas y unas reacciones comunes que caracterizan la adicción, ya sea física o psicológica.

Cuando un adicto no tiene la dosis necesaria de lo que le produce la adicción comienza a tener cambios bruscos de humor. En el caso del cibersexo puedes estar enfadado contigo mismo y sentir vergüenza por lo que haces y eso haga que lo pagues con el resto del mundo sin que ni siquiera te des cuenta de ello.

Las personas que tienen una adicción se vuelven sociópatas y prefieren estar en su casa sin tener contacto con otras personas. Si eres adicto al cibersexo te pasarás muchas horas delante del ordenador sin salir del cuarto ni para comer, mucho menos para relacionarte con nadie, aunque ese nadie sea de tu familia.

Tu adicción te está pidiendo que cambies las horas de sueño por cibersexo. Ha habido casos de personas que han muerto por culpa de la adicción a los videojuegos y no dormir por ellos… En el caso del sexo por Internet es igual, procurarás estar conectado por la noche para no ser descubierto con el agravante de dejar de dormir y todo lo que ello conlleva.

El problema de tener una adicción al cibersexo puede terminar con tu vida tal y como la conocías.

En el ámbito sentimental y social:

Cuando tu único aliciente sexual es sentarte delante de una pantalla y masturbarte o bien hablando con alguien o bien a través de imágenes tu vida social desaparece y si tienes pareja esa forma de actuar puede terminar con ella.

En el ámbito laboral y económico:

Llegar tarde a trabajar repetidas veces por haberte quedado en casa “echando la última”, no estar lo suficientemente concentrado en el trabajo por el insomnio y estar más pendiente a la hora de salida para regresar a tu silla en casa pueden ser razones de peso para que pierdas tu trabajo.

Los motivos por los que padeces una adicción pueden variar de una persona a otra. Todo lo que te produzca placer puede llegar a ser adictivo si no sabes controlarlo.

Las causas más comunes por las que se recurre al cibersexo son el anonimato que ello te confiere, la conveniencia de hacerlo cómo y cuándo quieras y por último es una vía de escape de la realidad. Afrontar el día a día puede ser de las cosas más difíciles que harás en tu vida.

Es una forma de no sentirse rechazado, de no tener que enseñar tu cuerpo y de no temer defraudar a nadie con el sexo. Los libros eróticos son mucho mejores que las películas pornográficas por una sencilla razón, en ellos quien manda es tu imaginación. Exactamente los mismo sucede con el cibersexo, es tu cabeza la que manda, eres tú quien elige.

Otro motivo es el miedo a la estabilidad emocional, hay personas que huyen de las relaciones estables porque les da miedo verse atrapados. Piensan que es más sencillo no tener ataduras con nadie y esta es una forma de mitigar la soledad.

Un motivo más común del que piensas es tener fantasías sexuales que a tu pareja no te atreves a revelar, pero que sin embargo en el cibersexo puedes hacer o imaginar sin que nadie te cohíba.

Si tienes indicios de tener una adicción al cibersexo o conoces a alguien que la tenga lo primero que tienes que hacer es hablarlo. Reconocer el problema es el primer paso para solucionarlo.

Es muy importante que hables con tus familiares cercanos para que te ayuden y te comprendan. Puede que si les explicas lo que te sucede le pongan respuestas a muchas preguntas silenciosas que se estaban haciendo.

Si no te ves capacitado para afrontar el problema tú solo debes acudir a un especialista para que te ayude o bien con terapias o con medicación lo que el médico crea más oportuno.

Lo esencial para salir de una adicción es querer recuperar el control de tu vida. Una forma de evitar tentaciones es que elimines de tu ordenador todo lo referente al cibersexo y que solo utilices las tecnologías para lo más imprescindible, al menos, al principio.

ABIERTO EL PLAZO DE PREMATRICULACIÓN EN EL MÁSTER 2020. Más información en:
www.masteradiccionesonline.com y https://postgrado.adeituv.es/landing/master-propio-en-prevencion-y-tratamiento-de-las-conductas-adictivas-18a-edicion/?utm_source=google&utm_medium=cpc&utm_campaign=busqueda&gclid=CjwKCAjw0N3nBRBvEiwAHMwvNvnuzAEn782svzd8SZffF7L1ilGDPX4DiWsJg30I17Kg-U1-R4WafxoCvPsQAvD_BwE. Se necesitan especialistas en todos los ámbitos. La preinscripción en el MÁSTER es gratuita y obligatoria.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *