El 24% de los jóvenes admite darse atracones de alcohol una vez al mes

Fuente: elcomercio.es. MIRIAM SUÁREZ.

El informe ESTUDES de 2021 revela que uno de cada cuatro chavales de entre 14 y 18 años fuma porros y un 44,8% se emborrachó alguna vez

Uno de cada tres adolescentes de entre 14 y 18 años ha probado el
tabaco en alguna ocasión. Uno de cada cuatro fuma porros. Y el 71,9%
consume bebidas alcohólicas, al menos de vez en cuando. Son algunas
de las conclusiones relativas a Asturias que se desprenden de la
encuesta ESTUDES 2021, promovida por la Delegación del Gobierno

para el Plan Nacional sobre Drogas. Una encuesta que se realiza cada
dos años y que tiene como objetivo recabar información de valor para
diseñar políticas orientadas a prevenir las adicciones entre los jóvenes.
En esta ocasión, se ha partido de una muestra de 22.321 estudiantes –
de ESO, Bachillerato y FP-, procedentes de 531 centros y 1.324 aulas de
toda España; incluida Asturias, donde se ha detectado que los chavales
empiezan a fumar tabaco y beber alcohol en torno a los 14 años y se
inician en el consumo de cannabis a partir de los 15. «Son datos que
deberían hacernos reflexionar», considera Icíar Abad, responsable de la
Unidad de Desintoxicación del área sanitaria IV.
De todas las sustancias psicoactivas evaluadas, el alcohol sigue siendo
la que tiene mayor entre los estudiantes de Enseñanzas Secundarias.
Aunque la tendencia en el consumo es descendente, se aprecia, sin
embargo, un aumento en el número de chavales que se cogen
borracheras: en el caso de Asturias, el 36,4% de los que han consumido
alcohol en el último año. Y declaran haberse emborrachado alguna vez,
el 44,8%, una de las cifras más altas de la última década.
La encuesta ESTUDES, que cuenta con la colaboración del Ministerio de
Sanidad, el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas,
evalúa también un fenómeno que se conoce como ‘binge drinking’. Esto
es, consumir cinco o más bebidas alcohólicas en una sola salida. El
23,8% de los jóvenes asturianos, es decir, uno de cada cuatro, reconoce
haberse dado «un atracón» de alcohol en los últimos 30 días. Según los
datos recabados en 2021, más de la mitad de los estudiantes beben
alcohol en viviendas particulares, «seguido, en menor medida, por los
bares o pubs y los espacios públicos». Algo que se asocia a la pandemia
por coronavirus y la necesidad de implantar medidas de control y
restricciones de la movilidad y la vida social. Estas medidas, que
afectaron muy especialmente a la hostelería y el ocio nocturno,
coincidieron con el ámbito temporal de la última encuesta ESTUDES.

Esas limitaciones también explicarían por qué el 34,2% de los
estudiantes de Enseñanzas Secundarias participaron en botellones
durante el período de pandemia. Pero, al margen del periodo analizado,
este tipo consumo de alcohol «está siendo más frecuente en las chicas y
en los jóvenes de mayor edad».

En cuanto al tabaco, segunda sustancia que más prevalencia tiene en la
población objeto de análisis, hay que destacar que un 33,2% declara
haberlo probado alguna vez; el 27,9% lo ha consumido en los últimos 12
meses; y que quienes empiezan a fumar con 14 años acaban
desarrollando un hábito diario a partir de los 15. «Casi el 40% de los
estudiantes declaran haber visto fumar tabaco a los profesores de sus
centros educativos; el 60% a otros alumnos dentro del recinto escolar; y
el 39,1% viven en domicilios donde otras personas fuman
diariamente», apunta el estudio.

El cannabis
También el cannabis está muy presente en los hábitos de los
adolescentes encuestados. Es la tercera sustancia psicoactiva en
porcentaje de consumo y la droga ilegal más extendida entre los
adolescentes de 14 a 18 años. En Asturias, el 23,6% lo toma alguna vez,
aunque «lo más corriente» -se expone en ESTUDES- «es que el cannabis
se consuma de forma esporádica (1 o 2 días)». Por tanto, «solo en casos
residuales se alcanza una frecuencia de 20 o más días».
Los estudiantes que han fumado cannabis en el mes anterior a la
encuesta admiten que, de media, consumen 3,3 porros en un día y uno
de cada tres lo hace tanto de marihuana como de hachís. El
Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones advierte de que, en
comparación con años previos, se ha experimentado una subida
superior a dos puntos porcentuales en el porcentaje de alumnos que
presentan un consumo problemático.

«Al igual que ocurre con el alcohol, estamos cayendo en una excesiva
banalización del cannabis, y está aumentando de forma considerable»,
confirma la doctora Abad. A eso hay que añadir que «su THC -el
componente psicoactivo que altera la percepción y modifica el estado
de ánimo- es ahora mayor», de ahí que «nos encontremos con gente
muy joven con patrones de consumo elevados e impulsivos».
Importante prevenir
El consumo de cannabis se asocia a problemas de salud mental y a
reacciones agudas de la esfera cognitivo emocional, como ansiedad o
problemas de atención, que se relacionan, a su vez, con un aumento del

riesgo de accidentes. Es mayor el riesgo de padecer trastornos del
comportamiento o psicosis, pero también de desarrollar enfermedades
respiratorias o cardiovasculares.
«La edad es un factor de mal pronóstico», indica Icíar Abad, que
también pasa consulta en el centro de salud mental de La Corredoria. Se
refiere a que cuanto primero se empiece a consumir cannabis más
posibilidades habrá de desarrollar una adicción y complicaciones. Por
eso, «es tan importante la prevención en estas edades, para evitar que
se desarrollen esos patrones adictivos», subraya la responsable de la
Unidad de Desintoxicación del área IV.
No hay que olvidar, precisa esta psiquiatra, que a esas edades de 14 a 18
años tienen mayor peso los impulsos y las emociones, es el momento de
fijar socialmente la identidad y lo importante es el grupo». Por tanto, la
capacidad de control es menor y se corre mayor riesgo de caer en
hábitos adictivos.

El periodo de pre-matriculación, gratuita y obligatoria, para la próxima edición del MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS comienza en abril.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.