Teléfono: +34 963 262 600

Estos son los peligros del uso del Smartphone a diario en los niños

www.eldia.es. Marina Borrás.

El uso incorrecto de los móviles en niños puede causar estragos en la autoestima, la salud mental o la capacidad de atención, entre otros.

L os Smartphones nos han facilitado la vida en muchísimos aspectos, de ello no
cabe duda. De hecho, hemos normalizado tanto su uso que muchas veces pasamos
por alto los riesgos y peligros que entraña el uso de dispositivos tecnológicos,
especialmente cuando hablamos de los riesgos a los que niños, niñas y
adolescentes están sometidos en la red.
Algunos de los peligros derivados del uso incorrecto de los Smartphones son de
sobra conocidos: adicción al móvil, sobreexposición en las redes sociales,
ciberbullying… Pero no son los únicos. El uso abusivo o incorrecto de los móviles
puede acarrear otras consecuencias que debemos tener muy en cuenta si queremos
evitar que nuestros hijos las sufran.

1. Cómo afecta el uso del móvil al cerebro de los niños
Uno de los principales peligros del Smartphone en niños y adolescentes es la
conocida como sobreestimulación: la recepción o exposición excesiva a estímulos
que nos producen una fuerte reacción sensorial.
Como indica la investigadora y divulgadora Catherine L’Ecuyer, “con la
sobreestimulación, baja la sensibilidad, sube el umbral de sentir y necesitamos
cada vez más estímulos”. Es decir, cuando nos acostumbramos a recibir tantos
estímulos, cada vez necesitamos recibir más cantidad y más intensidad para
“saciar” o incluso entretener a nuestro cerebro.
La psiquiatra Marian Rojas explica en esta ponencia que “la atención se encuentra
en la parte superior del cerebro, en la corteza prefrontal, zona que se encarga de la
atención, de la concentración, de la resolución de problemas y del control de
impulsos”. Así pues, si exponemos a nuestros hijos a la sobreestimulación, “su
capacidad de atención se verá afectada, porque cuanto más estimulo la atención
con una herramienta exterior, peor funciona en mi cerebro”.

2. Cuando salir de casa sin Smartphone no es una opción
Otro de los peligros que entraña el uso abusivo de los Smartphone está ligado a la
adicción a las pantallas y el malestar que genera la desconexión digital. En esta
tesitura nacen conceptos como nomofobia (no-mobile-phone-phobia), que define el
miedo irracional a no disponer del teléfono móvil, o FOMO (Fear ofMissingOut),
que hace referencia al miedo a perderse algo cuando no se tiene acceso a las redes
sociales.
Es muy importante que tengamos en cuenta que, como apunta Marian Rojas, “todo
niño tiene en su infancia o adolescencia un momento en el que tiene una crisis
personal, en que la vida no le llena y su cerebro busca una vía de escape. Esta vía de
escape es muy importante, porque cuando crecemos nuestro cerebro recuerda la
vía de escape que utilizaba en la infancia, si es el alcohol, las drogas, las redes
sociales… por eso, cuando hay una adicción durante la juventud, el cerebro te la
recuerda durante toda la vida”.

3. Los delitos cibernéticos en niños y adolescentes
Otros peligros que se pueden encontrar nuestros hijos e hijas en la red tienen que
ver con los delitos cibernéticos: acoso escolar online, adultos que se hacen pasar
por menores para embaucarles o extorsionarles (grooming), o difusión de imágenes
de contenido sexual sin consentimiento, entre otros.
Como nos explica la experta en medios digitales María Lázaro en el curso “Redes
sociales para madres y padres”, “se trata de una problemática en constante
aumento. En España, el ‘Estudio sobre cibercriminalidad’ del Ministerio del Interior
muestra que cada día al menos seis menores de edad (o más bien, sus padres o
madres), formalizan una denuncia por un ciberdelito. Eso cuando se animan a
denunciar, algo que no siempre ocurre”.

También explica María Lázaro que “no existe un perl único de cibervíctima, pero
entre los menores sí hay un claro sesgo: el género marca la diferencia. Ellas (las
niñas y las adolescentes) son en mayor medida la diana de la violencia online. En
concreto, el 65 % de las víctimas son mujeres. Amenazas, coacciones y agresiones
de carácter sexual a través de medios online son los principales ataques que
reciben. Desde que se inicia la violencia hasta que sale a la luz, el proceso suele ser
largo. El miedo, la vergüenza o, incluso, el sentimiento de culpa ejercen de freno
para que el niño, niña o adolescente pida ayuda”.

4. Los peligros del Smartphone en la autoestima y la salud mental
El uso abusivo de los móviles en general, y de las redes sociales en particular,
también tiene efectos sobre la autoestima de niños y niñas. Como explica el
psicólogo Santos Solano, “si existe a nivel cultural un ideal del cuerpo perfecto, lo
que nosotros hacemos a nivel psicológico es interiorizarlo. El punto de inicio de la
interiorización y cuando más peso tiene es durante la adolescencia. Luego, una vez
lo hemos interiorizado, lo que hacemos es compararnos, lo que genera mayor
satisfacción o insatisfacción y, entonces, ponemos en marcha conductas para
intentar acercarnos a ese ideal”.

La diferencia entre los cánones de
belleza de otras épocas con respecto a
los actuales reside en que antes “solían
ser ideales bastante lejanos: una
modelo, un actor, etc. Pero, desde la
inclusión de las redes sociales, los
ideales de belleza son más cercanos.
Parece que esa persona perfecta tiene
una cuenta igual que tú, y te puedes
aplicar filtros que te acerquen más a ese ideal… Por lo tanto, sabemos que los
niveles de malestar referidos al cuerpo están aumentando en la actualidad”.
Este fenómeno está llevando a muchos jóvenes a no conformarse con los filtros y a
querer pasar por el quirófano. De hecho, en España se producen 400.000
operaciones estéticas al año, y cada vez son más las personas que acuden a
especialistas para intentar parecerse a ese yo idealizado de las redes sociales.
En definitiva, la sobreestimulación, los delitos cibernéticos, las adicciones o los
estragos en la autoestima y la salud mental son algunos de algunos de los efectos
que las tecnologías pueden tener en nuestros hijos e hijas. Por eso, si queremos
evitar que los sufran, debemos prepararles para hacer un uso adecuado de sus
Smartphones y las redes sociales. De la misma forma que no les dejaríamos solos
en el mar sin haberlos enseñado a nadar, no podemos dejarles expuestos a las
tecnologías sin haberles educado para ello.

 

Abierto el plazo de pre-inscripción en el 
MÁSTER PROPIO EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS.

20 AÑOS AYUDANDO A SALVAR VIDAS

La preinscripción es gratuita y obligatoria, y no le compromete a nada. Plazas limitadas.
Hágala aquí: https://postgrado.adeituv.es/es/cursos/area_de_salud-7/master-adicciones-drogodependencia/datos_generales.htm

 

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *