Un mes sin alcohol en Bélgica, el país de la cerveza

febrero 20, 2017
La campaña no pretende alcanzar «el cero absoluto» de consumo alcohólico en un país que hace bandera de su maestría cervecera

Fuente: www.20minutos.es

Es una campaña lanzada por la Fundación contra el Cáncer de Bélgica. El objetivo es eliminar el consumo excesivo de alcohol y prevenir sus riesgos sanitarios asociados. El alcohol es una de las cinco causas del cáncer en el país. En Bélgica se producen unos 1.500 tipos distintos de cerveza.
La Fundación contra el Cáncer de Bélgica, país en el que 200 fábricas producen unos 1.500 tipos distintos de cerveza, ha lanzado durante este mes de febrero una exitosa campaña de abstinencia para eliminar el consumo excesivo de alcohol y prevenir sus riesgos sanitarios asociados.

«Son solo 28 días. Siempre es bueno, porque es más fácil para todo el mundo», explica Mathijs Goossens, uno de los médicos detrás de una iniciativa con la que esperaban seducir a unos 15.000 participantes y que roza ya los 128.000 adscritos.
Aunque no hay ninguna justificación médica para beber alcohol, si acaso social, comenta el doctor, la campaña no pretende alcanzar «el cero absoluto» de consumo alcohólico en un país que hace bandera de su maestría cervecera.
Tanto que el pasado noviembre logró que la Unesco inscribiera en su lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad los más de siete siglos de tradición belga en el preparado de cebada fermentada, agua y lúpulo.
«No queremos crear una población que no beba alcohol. No hay necesidad. Solo queremos eliminar el consumo automático», explica el doctor, quien indica que los expertos recomiendan no superar las «dos consumiciones de alcohol por día para los hombres y una para mujeres», representando cada una 12,5 mililitros de alcohol puro por trago.
El alcohol, prosigue, es una de las cinco primeras causas de cáncer entre la población y limitar su consumo aporta ventajas automáticas, aunque su efecto se perciba a largo plazo.
Inspirada en campañas anteriores
La operación, inspirada en campañas similares ensayadas en Estados Unidos o el Reino Unido, también intenta sensibilizar sobre otras ventajas asociadas a la moderación en el consumo alcohólico, como la mejoría en calidad del sueño, la reducción de la sequedad de la piel y, de manera más evidente, el ahorro económico y calórico.
Por ejemplo, una persona que beba cinco cervezas normales por semana, tres de alta graduación, tres copas de vino y dos cócteles, se ahorraría 73,6 euros al mes, a precio de supermercado.
También evitaría consumir 7.768 calorías, es decir, más del total recomendado para un adulto en tres días, según una de las herramientas de la campaña para hacer del febrero abstemio un éxito belga, y en la que también participa el Centro de Prevención de la Drogadicción.
Las estadísticas sitúan a Bélgica en la media respecto a lo que beben sus vecinos europeos, si bien la Organización Mundial de la Salud explicaba en un informe publicado en 2012 que «el actual volumen de consumo de alcohol en la Unión Europea se ha mantenido estable durante varios años en un nivel muy alto que todavía es más del doble del nivel global».

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.