Google+
Teléfono: +34 963 262 600

MITOS Y VERDADES SOBRE EL ALCOHOL Y EL CORONAVIRUS

Fuente: https://movendi.ngo/.

La semana pasada, al menos 44 personas murieron en Irán debido al envenenamiento por alcohol, ya que creían en los mitos sobre las propiedades del alcohol para matar el coronavirus. En un intento por protegerse del COVID-19, consumieron grandes cantidades de licor casero. Según USA Today, muchas más personas están hospitalizadas y en tratamiento en salas de emergencia.

El brote del coronavirus en Irán es uno de los más mortales fuera de China, donde se originó la enfermedad. El país está luchando en su esfuerzo por contener la propagación de COVID-19 y limitar el número de muertos. Según los informes, el brote ha afectado a las 31 provincias, matando a 291 personas e infectando a más de 8,000 personas.

A medida que el COVID-19 se extiende por todo el mundo y ha sido declarado una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la información errónea, los mitos y los rumores se van multiplicando.

En el momento de escribir este artículo, la OMS informa que 148 países están afectados con más de 168,000 personas infectadas en todo el mundo. Lamentablemente, más de 6.600 personas han muerto debido a COVID-19. China, Italia e Irán son actualmente los países con el mayor número de infecciones por coronavirus.

Como ilustran los casos de muertes por envenenamiento por alcohol debido a mitos sobre una cura de coronavirus, la información fiable y precisa es importante para las personas y para la salud pública. De hecho, la OMS no está «sólo» luchando contra el virus en sí, sino que también ha emprendido la batalla contra una «infodemia» masiva: una sobreabundancia de información (cierta precisa y otra no) que dificulta que las personas encuentren fuentes y orientación fiables cuando la necesitan.

No ingieras alcohol, pero úsalo para higiene

Como la información falsa se está extendiendo rápidamente en las redes sociales, la OMS ha lanzado colaboraciones con Facebook, Twitter, Tencent, Pinterest y TikTok para frenar la difusión de noticias falsas.

Además, ha elaborado una página completa llamada «cazadores de mitos» para señalar los mayores conceptos erróneos sobre los «remedios preventivos» de coronavirus. Uno de estos mitos es que el alcohol ingerido resulta útil. La OMS corrige, el único papel que debe jugar el alcohol es ayudar a garantizar la higiene. La medida de protección más importante es la limpieza regular y exhaustiva de nuestras manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarlas con agua y jabón. La limpieza de las superficies que se usan con frecuencia también es importante y las sustancias a base de alcohol también son útiles para este propósito.

El alcohol debilita el sistema inmunitario

Es necesario acabar con el mito de que la ingestión de alcohol ayuda a prevenir la infección del coronavirus o a hacer frente al estrés y la ansiedad provocados por todo lo que está pasando.

Sin embargo, hay un tema más que debería ser reconocido en los tiempos de esta pandemia: el alcohol debilita el sistema inmunitario.

Esto es importante para todos los que pertenecen a un grupo de alto riesgo. Pero también es importante para todos los que quieran asegurarse de mantenerse lo más saludables posible.

Según la evidencia el consumo de alcohol está asociado con efectos negativos para la salud relacionados con el sistema inmunitario. Algunas de las conexiones que importan especialmente en el contexto de la pandemia de coronavirus son:

·         Susceptibilidad a la neumonía.

·         Mayor probabilidad de síndromes de estrés respiratorio agudo (SDRA).

·         Recuperación más lenta y menos completa de las infecciones por consumo de alcohol.

Es importante destacar que el consumo de alcohol no tiene que ser crónico para tener consecuencias negativas para la salud del sistema inmunitario.

El alcohol interrumpe las vías inmunes de formas complejas y, por lo tanto, perjudica la capacidad del cuerpo para defenderse contra las infecciones. Los efectos combinados del alcohol sobre la inmunidad innata y adaptativa debilitan significativamente la capacidad del cuerpo para defenderse contra las infecciones y otros problemas de salud.

Además de la neumonía, el consumo de alcohol está relacionado con enfermedades pulmonares, incluida la tuberculosis. El alcohol interrumpe la función ciliar en las vías respiratorias superiores, deteriora la función de las células inmunes y debilita la función de barrera de los epitelios en las vías respiratorias inferiores.

En 2008, un grupo de expertos liderado por la OMS descubrió, después de una revisión exhaustiva de la evidencia más reciente, que hay evidencia concluyente de una relación causal entre los patrones de consumo excesivo de alcohol y /o los trastornos por consumo de alcohol (AUD) y la incidencia de tuberculosis activa (TB), y un empeoramiento del curso de la tuberculosis.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa potencialmente grave que afecta principalmente a los pulmones. La OMS dice que un tercio de la población mundial tiene tuberculosis latente, lo que significa que las personas han sido infectadas por la bacteria de la tuberculosis pero que (todavía) no están enfermas. El alcohol es un factor de riesgo importante, según el Informe mundial sobre el estado del alcohol 2018 de la OMS.

En general, el consumo de alcohol no es saludable ni seguro.

Pero en tiempos de pandemia, es importante comprender los efectos adversos del alcohol sobre el sistema inmunitario y, por lo tanto, sobre la capacidad de nuestro cuerpo para defenderse de las infecciones, así como de nuestra capacidad general para mantenernos saludables.

Según la evidencia científica, los siguientes consejos son importantes para fortalecer la defensa del sistema inmunitario:

·         Dejar de fumar.

·         Evitar el consumo de alcohol.

·         Evitar el estrés.

·         Mantener un estilo de vida saludable, que incluya alimentos saludables, ejercicio, sueño adecuado y contacto social (posible incluso en tiempos de distanciamiento social).

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *