Nuevo tipo de coca plástica alerta a EE. UU.

octubre 19, 2015

Muestras incautadas en Buenaventura serán
enviadas a laboratorios de la DEA.

Fuente: www.eltiempo.com

El comandante de la Policía Antinarcóticos, general Ricardo Alberto Restrepo, y
agentes antimafia de Estados Unidos le admitieron a EL TIEMPO que nunca
habían visto el tipo de cocaína incautada ayer en el puerto de Buenaventura (Valle).
En el fondo de 114 canecas, que supuestamente contenían pulpa de guayaba, y que
iban a ser exportadas a Barcelona, encontraron placas transparentes de
goma, similares a un gel, que en realidad serían la nueva modalidad de envío de
cocaína a Europa y Estados Unidos.
“No conocíamos esta técnica para convertir la coca en goma transparente, casi
imposible de detectar. Vamos a enviar varias muestras a laboratorios federales de
Estados Unidos para analizarlas y alertar a las autoridades portuarias de América y
de Europa”, aseguró un agente federal que participó en el operativo de incautación
liderado por la Policía Antinarcóticos y por oficiales de la Dijín. La coca, 350 kilos
en total, iba camuflada en 22 toneladas de fruta procesada.

Los exportadores
Según labores de inteligencia de la Policía, la droga llegó al puerto en un camión
refrigerado afiliado a la empresa Copetrán, de placas YAP 409.
“La mercancía, supuestamente pulpa de fruta, fue declarada por un hombre que se
identificó como José Manuel Velasco”, aseguró uno de los oficiales que participó
en el operativo.
Los documentos fueron hechos a nombre de la empresa Agencia Colombiana de
Aduanas Ltda., con sede en Buenaventura. EL TIEMPO estableció que, según
documentos oficiales, el exportador de la pulpa es la firma Rojarmaes S.A.S. Se
trata de una cultivadora de frutas creada en el 2013 con sede en Cartago (Valle),
que cuenta con certificaciones internacionales de calidad.
Y como importador aparece Juvaem Congelados S.L., con domicilio en Carles
Regas Cavalleria, Barcelona.
Según su sitio web, se dedica a la distribución de concentrados y pulpa de fruta en
Europa. Los representantes de estas empresas serán citados por las autoridades
para establecer si fueron utilizados por la mafia para mover la mercancía.
EL TIEMPO contactó a la firma Rojarmaes, en la que manifestaron que su jefe de
seguridad se iba a comunicar, pero  no se había obtenido ninguna respuesta.
“Los remitentes de la mercancía también tienen sedes en Cali y Pereira y han
enviado grandes cantidades de mercancía al exterior; por eso creemos que no es la
primera vez que sale este tipo de coca, totalmente desconocida para nosotros”,
explicó el oficial antinarcóticos.

El barco alemán
La nave en la que estuvo a punto de ser embarcada la droga se llama Cap Isabel y
pertenece a una sociedad naviera con sede en el puerto de Hamburgo (Alemania):
Hapag Lloyd. Ya tenían destinado un contenedor con capacidad de 40 pies
cúbicos que fue requisado un par de horas antes de que zarpara el barco.
“Uno de los escáneres de rayos X dejó al descubierto la sustancia extraña”, explicó
la Policía Antinarcóticos. Agregó que, según el decreto 2155 del 2014, todos los
puertos del país deberán implementar esta inspección no intrusiva para detectar
este tipo de cargamentos.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.