Propuestas para evitar muertes por sobredosis en Estados Unidos

Fuente: newsweek.com

Propuestas para evitar muertes por sobredosis en Estados Unidos que hacen frente a la desigualdad racial

En un artículo publicado en NewsWeek analizan cuál debería ser un abordaje al problema de las muertes por sobredosis en EE. UU. que tenga en cuenta la desigualdad racial. Firmado por el reverendo Charles Franklin Boyer, pastor de la Iglesia Metodista Episcopal Africana Greater Mount Zion de Trenton y director fundador de Salvación y Justicia Social; y Kasia Malinowska-Sempruch, directora del Programa de Políticas Globales de Drogas de Open Society Foundations, con sede en Nueva York.

Las muertes por sobredosis en EE. UU. se cuentan por centenares de miles en un año, unas cifras desoladoras que supone uno de los mayores retos actuales. Estas muertes por sobredosis ahora están aumentando más rápido entre las comunidades racializadas, con tasas de mortalidad más altas que las personas blancas. Para las autoras del artículo, uno de los motivos que explica esta desigualdad es la política de guerra contra las drogas que ha librado históricamente Estados Unidos, fuera y dentro de sus fronteras.  «Los datos son claros: las personas aisladas, perseguidas por la justicia penal y estigmatizadas no acceden a tratamiento» señalan en el artículo.

Por ello, las autoras aprovechan el artículo para desglosar culés son las medidas basadas en evidencia que pueden evitar muertes, y que pueden hacerlo combatiendo la desigualdad racial.

La primera que señalan es revisar las duras penas que criminalizan a las personas que podrían estar usando o en posesión de drogas. Leyes que impulsan de manera desproporcionada el encarcelamiento de personas racializadas. Señalan Portugal como un ejemplo a seguir en la despenalización de las drogas, que en dos décadas ha visto reducidas las sobredosis en un 80 %. O la iniciativa en Oregón de despenalización que prevé que se reduzca en un 95% la disparidad racial en los arrestos.

«Dado que las comunidades negras son las más afectadas tanto por las sobredosis como por la criminalización, el único camino para lograr la equidad racial y combatir la crisis de las sobredosis es despenalizar»

Segundo señalan el aumento de inversión en el tratamiento con medicamentos alternativos a los opioides como la metadona. En este momento, el tratamiento asistido por medicamentos sigue fuera del alcance de muchas personas debido a barreras innecesarias en la ley federal que impiden que los médicos traten el trastorno por consumo de opioides como una afección médica. Medidas que según las autoras se basan en «información errónea y estigma». Menos de uno de cada cinco estadounidenses tiene acceso al tratamiento asistido por medicamentos, y persisten disparidades raciales significativas en el acceso.

Y por último, la apuesta por los centros de consumo de drogas supervisados, de los que señalan la gran evidencia científica que los avala en Canadá o Europa, para salvar vidas y frenar de forma muy eficaz la transmisión del VIH, que particularmente afecta de manera desproporcionada a las comunidades racializadas. En esta línea añaden el aumento de la distribución de tiras reactivas al fentanilo para poder detectar las sustancias adulteradas con este potente y peligroso opioide sintético.

Las autoras señalan que es la hora de que la administración Baiden, que prometió medidas de equidad racial y que ahora también promete que quiere aplicar políticas de apoyo a los consumidores de drogas y no tanto de castigo, cumpla con sus promesas.

Abierta la preinscripción, gratuita y necesaria, en el 
MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS
Plazas limitadas. Preinscríbase aquí: 
https://postgrado.adeituv.es/master-adicciones-drogodependencia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.