¿Son las adicciones una cuestión de género?

Fuente: mundodeportivo.com. SARA SOLACHE.

Mientras la adicción al juego es más común en los hombres, las mujeres presentan más dificultades para el reconocimiento del problema y sufren mayor estigma social

Depresión, anorexia o bulimia, son trastornos asociados a la mujer. Por el contrario, las adicciones suelen estar vinculadas al género masculino. Los estudios clínicos han confirmado que existen diferencias entre mujeres y hombres en la manera de enfermar. A nivel biológico, las diferencias en los cromosomas sexuales de hombres (XY) y mujeres (XX) repercuten en la evolución y manifestación de ciertas enfermedades. En los hombres, la existencia de mutaciones en los genes del cromosoma X los predispone a la expresión de ciertas enfermedades. No les ocurre lo mismo a las mujeres, que por su doble condición XX tienen la capacidad de transportar el gen sin ser expresado en ciertas enfermedades orgánicas.

Enfermedades como el cáncer de próstata o ciclos naturales como el de la menstruación tienen indiscutiblemente asociados un género sexual en concreto. Pero lo cierto es que existen otras problemáticas de salud que no parece estar justificada por la condición biológica de sexo hombre/mujer como es el caso de la adicción al juego.

Adicción, ¿un trastorno de hombres?

Tradicionalmente, el mundo del juego y las apuestas ha estado vinculado a los hombres. Pero ¿por qué se da esta situación? Paradójicamente, cuando más aumenta las conductas adictivas entre las mujeres, la prevalencia femenina aumenta. Por lo tanto, ¿se trata de una razón exclusivamente biológica? Los hechos demuestran poco a poco como los comportamientos asumidos como normales o que transgreden los “roles o cualidades femeninos” esperados, por ejemplo, una adicción. Algo que preocupa es que estas adicciones podrían agravar la sintomatología psicológica y física asociada al juego en la mujer. Además de repercutir en la búsqueda de apoyo socio-sanitario y terapéutico.

El juego, ¿cómo se comportan los sexos con este trastorno?

Mientras la adicción al juego muestra mayor prevalencia en los hombres, las mujeres presentan más dificultades para el reconocimiento de la problemática y sufren mayor estigma social. Desde la Fundación Atenea en España, se califica este fenómeno como complejo ya que el 70 por ciento de las personas con adicción al juego son hombres y un 30 por ciento mujeres, sin embargo únicamente el 8 por ciento de las mujeres piden ayuda. Además, una vez iniciada la conducta de juego de riesgo, la progresión hacia el desarrollo del trastorno de juego es hasta dos veces más rápida que los hombres.

Investigaciones científicas han demostrada la existencia de un patrón relacionado con el sexo: mientras en las mujeres puede aparecer entre los 30 y 40 años, en los hombres se manifiesta más habitualmente durante la adolescencia. También se conoce que las mujeres manifiestan más frecuentemente trastornos emocionales y problemáticas psicosociales previas a la adicción como pueden ser abusos sexuales, violencia doméstica, sucesos traumático…

La manera de enfermar puede ser diferente entre hombres y mujeres. Aún así, gran parte de las investigaciones en el ámbito de la ludopatía se han centrado en muestras de hombre. Por ello, se podría estar asumiendo ciertos parámetros que no se manifiestan de la misma manera en mujeres. Los protocolos de evacuación y terapia continua se siguen centrando en el hombre y no adapta sus parámetros al género femenino.

Abierta la preinscripción, gratuita y necesaria, en el 
MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS
Más información: www.masteradiccionesonline.com
[email protected] Plazas limitadas. Preinscríbase aquí: 
https://postgrado.adeituv.es/master-adicciones-drogodependencia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.