Google+
Teléfono: +34 963 262 600

UN CIRCUITO GENÉTICO VINCULA NICOTINA CON DIABETES TIPO 2

octubre 17, 2019

Fuente: diariomedico.com.

La nicotina aumenta la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 a partir de un circuito molecular que se describe en ratas en una investigación publicada esta semana en ‘Nature’.

La diabetes es mucho más frecuente entre los fumadores que en los no fumadores, pero las razones que explican esa asociación no estaban identificadas. Ahora, un estudio que se publica en Nature muestra que el consumo de nicotina está vinculado, a través de un circuito cerebral, a la actividad del páncreas. La presencia de nicotina hace que el páncreas libere menos insulina, lo que eleva el nivel de azúcar en sangre y, por tanto, el riesgo de diabetes.

El circuito que vincula tabaco y diabetes, y que se describen en ratas, se basa en el gen Tcf7l2, que regula la expresión genética en el páncreas y el hígado que determina los niveles de glucosa en sangre. Además, el gen también regula la respuesta a la nicotina de las células en la habénula, un área del cerebro que controla las conductas asociadas a la recompensa y la aversión. Si bien se ha descubierto que las variaciones en Tcf7l2 aumentan las posibilidades de presentar diabetes tipo 2, se sabe poco sobre su función en el cerebro. Este estudio descubrió que Tcf712 controla una vía que une la habénula con el páncreas, mediante un circuito que finalmente es responsable de un aumento de la glucosa en sangre inducido por la nicotina.

“Nuestros hallazgos son importantes porque describen un mecanismo que controla las propiedades adictivas de la nicotina y, sorprendentemente, muestran que los mismos circuitos cerebrales relacionados con la adicción también contribuyen a las enfermedades relacionadas con el tabaquismo que anteriormente se pensaba que estaban relacionadas con las acciones del tabaco fuera del cerebro “, dice Paul J. Kenny, director del Departamento de Neurociencia de la Facultad de Medicina Icahn en el Hospital Mount Sinai de Nueva York y autor principal del trabajo.

Para conocer mejor la asociación entre Tcf712, la adicción a la nicotina y la regulación de la glucosa en sangre, los investigadores eliminaron el gen Tcf712 en ratas. Las ratas mutantes consumieron cantidades mucho mayores de nicotina que los animales en los que Tcf7l2 funcionaba normalmente. La eliminación del gen dio como resultado una disminución de los receptores nicotínicos en la habénula medial y, en consecuencia, la capacidad reducida de la nicotina para activar el circuito de aversión de la habénula. Inesperadamente, si bien la pérdida de la función Tcf712 en la habénula aumentó el consumo de nicotina en ratas, este cambio también redujo el aumento de glucemia impulsado ​​por la nicotina y evitó la aparición de anormalidades asociadas a la diabetes en los niveles de glucosa en sangre.

“Este hallazgo inesperado sugiere un vínculo entre el consumo de nicotina y la aparición de diabetes tipo 2, con implicaciones para futuras estrategias de prevención y tratamiento para ambas enfermedades”, afirma Nora D. Volkow, directora del Instituto Nacional sobre Adicción estadounidense (NIDA), que ha impulsado el estudio. “Aunque la adicción es una enfermedad cerebral, este descubrimiento subraya cómo las funciones complejas del cuerpo están exquisitamente interconectadas, revelando la necesidad de una investigación integrada e innovadora”.

Si estos hallazgos en ratas se confirman con la investigación en fumadores de cigarrillos, se podría estudiar en una eventual influencia las variaciones en el gen Tcf712 tanto en el riesgo de adicción al tabaco como en el desarrollo de diabetes asociada a nicotina.

De forma más amplia, los hallazgos sugieren que la diabetes tipo 2, y tal vez otras enfermedades relacionadas con el tabaquismo en las que las anomalías en el sistema nervioso autónomo desempeñan un papel, como la hipertensión y las patologías cardiovasculares, se originan en el cerebro e implican interrupciones inducidas por la nicotina de las interacciones entre la habénula y el sistema nervioso periférico.

“Nuestros hallazgos ayudarán a guiar la búsqueda de nuevos medicamentos contra el tabaquismo y también sugieren que un circuito particular en el cerebro puede dirigirse a tratar la diabetes en los fumadores y, tal vez, incluso en los no fumadores”, afirma Kenny.

ABIERTO EL PLAZO DE PREMATRICULACIÓN EN EL MÁSTER 2020. Más información en:
www.masteradiccionesonline.com y https://postgrado.adeituv.es/landing/master-propio-en-prevencion-y-tratamiento-de-las-conductas-adictivas-18a-edicion/?utm_source=google&utm_medium=cpc&utm_campaign=busqueda&gclid=CjwKCAjw0N3nBRBvEiwAHMwvNvnuzAEn782svzd8SZffF7L1ilGDPX4DiWsJg30I17Kg-U1-R4WafxoCvPsQAvD_BwE. Se necesitan especialistas en todos los ámbitos. La preinscripción en el MÁSTER es gratuita y obligatoria.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *