Vapear tiene efectos cardiacos similares a los de fumar

Fuente: sevilla.abc.es. R. I.

Los cigarrillos electrónicos causan cambios preocupantes en la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la variabilidad de la frecuencia cardíaca y el tono de los vasos sanguíneo

Los cigarrillos electrónicos tienen similares efectos sobre la salud cardiovascular que el tabaco. En
concreto, asegura un estudio que se presentará en las Sesiones Científicas 2022 del American Heart
Association, vapear expone al usuario a compuestos orgánicos volátiles (COV) que pueden afectar
negativamente la salud cardiovascular de manera similar a la que ocurren cuando se fuman los
cigarrillos tradicionales.
Los compuestos orgánicos volátiles constituyen un amplio grupo de gases que se encuentran en
muchos artículos, como productos de limpieza, pintura, cigarrillos, tubos de escape de los
automóviles, pesticidas y otras sustancias.
La capacidad de los productos químicos orgánicos volátiles para causar efectos en la salud varía
mucho, desde ser altamente tóxicos hasta no tener efectos conocidos en la salud.

Los cigarrillos electrónicos alteran el ritmo del corazón y causan arritmias

Un estudio en ratones advierte que el uso de cigarrillos electrónicos con ciertos sabores o vehículos
solventes puede alterar la conducción eléctrica del corazón y aumentar el riesgo de fibrilación
auricular o ventricular y paro cardíaco repentino.

« Los cigarrillos electrónicos basados en cápsulas se comercializan para los más jóvenes, pero
también para aquellas personas que intentan dejar de fumar o reducir el consumo de cigarrillos »,
asegura la investigadora principal del estudio, Sana Majid, de la Facultad de Medicina de la
Universidad de Boston (EE.UU.). Sin embargo, reconoce, «actualmente se desconocen los efectos a
largo plazo en la salud del uso de estos nuevos productos de tabaco».
Los investigadores evaluaron los efectos sobre la salud cardiaca de los cigarrillos electrónicos en
tres grupos de personas: usuarios de cigarrillos electrónicos basados en cápsulas, usuarios de
cigarrillos tradicionales y personas que no consumían tabaco ni nicotina.
En total, el estudio incluyó a 106 adultos jóvenes, de 18 a 45 años, sin enfermedad cardiovascular o
factores de riesgo -hipertensión, diabetes tipo 2 o colesterol alto, 49% hombres y 51% mujeres. El 35
% de los usuarios de cigarrillos electrónicos basados en cápsulas eran mujeres, el 33 % de los de
cigarrillos combustibles mujeres y el 81 % de los no usuarios de tabaco eran mujeres.
Los investigadores evaluaron la función vascular de los participante, es decir, el funcionamiento de
las arterias y venas que hacen circular la sangre por todo el cuerpo, y la tensión arterial, antes y
después de que consumieran su producto de tabaco preferido durante 10 minutos.
Los resultados encontraron que los adultos jóvenes que usan cigarrillos electrónicos basados en
cápsulas presentaban cambios en la salud de los vasos sanguíneos similares a los fumadores de
cigarrillos tradicionales.
Por ejemplo, los usuarios de cigarrillos electrónicos basados en cápsulas y los usuarios de cigarrillos
combustibles tenían una presión arterial un 8 % más alta en comparación con los no usuarios de
estos productos.
Además, los participantes que vapeaban y las personas que fumaban tenían un ritmo cardíaco más
alto en comparación con los que no usaban ningún producto de tabaco.

Asimismo, los niveles elevados de compuestos orgánicos volátiles en usuarios de cigarrillos
electrónicos y cigarrillos combustibles se asociaron con cambios en las medidas de salud vascular
como la dilatación de las arterias, que es importante para la circulación y la salud vascular.
«Inmediatamente después de vapear o fumar, hubo cambios preocupantes en la presión arterial, la
frecuencia cardíaca, la variabilidad de la frecuencia cardíaca y el tono de los vasos sanguíneos
(constricción)», apunta el autor principal del estudio, Matthew C. Tattersall, de la Universidad de
Wisconsin.
Las personas que vapeaban y las que fumaban tenían un ritmo cardíaco más alto en comparación
con los que no usaban ningún producto de tabaco
«Nuestros hallazgos demuestran que el uso de cigarrillos electrónicos basados en cápsulas tiene
efectos a corto y largo plazo en el sistema vascular en adultos jóvenes sanos, incluso en aquellos
que solo han fumado cigarrillos electrónicos y nunca han fumado cigarrillos combustibles», apunta
Majid.

Estos resultados, señala, «indican que los cigarrillos electrónicos liberan sustancias químicas que
son tóxicas para los vasos sanguíneos, y el uso de cigarrillos electrónicos basados en cápsulas
puede estar asociado con daños».
Debido a que el uso de cigarrillos electrónicos ha aumentado entre los más jóvenes en los últimos
años, los expertos aconsejan evitar el uso de cualquier producto de tabaco, incluidos los cigarrillos
electrónicos basados en cápsulas, porque pueden afectar negativamente la salud de los vasos
sanguíneos.

Últimas plazas para la preinscripción, gratuita y necesaria, en el 
MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS
Más información: www.masteradiccionesonline.com
[email protected] ÚLTIMAS PLAZAS. Preinscríbase aquí ahora: 
postgrado.adeituv.es/master-adicciones-drogodependencia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.