Adicciones: es muy joven y hoy trabaja para la rehabilitación de otros adictos

Fuente: https://misionesonline.net/

Adicciones: es muy joven, tocó fondo con las drogas y hoy trabaja para la rehabilitación de otros adictos

Hoy hablamos de uno de los temas más sensibles en nuestra sociedad de la mano de Cambios Muy Buenos, el centro de rehabilitación de adicciones posadeño que llegó para ayudar y contener a muchísimas personas que van en búsqueda de ayuda. Dialogamos con Fernando Zappia, director Terapéutico, y Ricardo Herrera, paciente en recuperación y actual consejero.

El concepto de adicción hace referencia a un trastorno por abuso, dado por el consumo de una sustancia o el desarrollo de una conducta que afecta negativamente a la vida de una persona, de forma ocasional o crónica.

Siempre se trata de un “exceso” o “falta de control”, que en muchos casos se puede desencadenar por cambios sociales, la incertidumbre sobre el futuro o distintos problemas de fondo en la vida del paciente que se deben identificar: ese es el punto de partida “para cambiar un proyecto de muerte por un proyecto de vida”.

En esta ocasión Cambios Muy Buenos nos ha brindado la oportunidad de conocer la historia de vida de Ricardo Herrera, un joven rehabilitado, quien nos ayuda a comprender que es lo que realmente siente un adicto, cuándo logra ser consciente de lo que le sucede y cómo es que llega a un centro de rehabilitación.

Hay muchas formas de adicciones: al sexo, el trabajo, al consumo de sustancias licitas e ilícitas, al gimnasio y al hurto, entre muchas otras más, y detrás de las mismas siempre va a existir ocultamiento, mentiras y engaños. Intentar escapar de ellos puede resultar increíblemente difícil, y para hacerlo se necesita mucha fuerza, perseverancia y respaldo profesional.

 

¿Cuáles son las etapas de un proceso de rehabilitación de las adicciones?

Todas las personas son distintas, y por ello un mismo tratamiento no se vivirá igual en todos los casos. A pesar de ello, podemos decir que el proceso de rehabilitación se divide en 5 etapas principalmente:

1- Etapa de pre-contemplación: se da cuando el paciente aún no asimila su situación: cree que no hay un problema y desconoce las consecuencias de esa adicción. ¿Y cuando se sale de allí? … Cuando se descubre a sí mismo y comienza la etapa de aceptación.

2- Etapa de contemplación: en esta parte del proceso, el adicto se reconoce como tal y, aunque sigue consumiendo o actuando sin control, es consciente de que ese comportamiento / consumo está afectando negativamente a su vida. Es allí cuando la adicción comienza a disfrutarse menos.

3- Etapa de preparación: ya no hay “desesperación”, y el adicto intenta tomar pequeñas decisiones para abandonar ese comportamiento o consumo. Es cuando comienzan a consolidarse los planes para la recuperación, ya que se encuentra en estado de abstinencia intencional y se deja contener por el quipo profesional.

4- Etapa de acción: ésta, quizás, es la etapa más difícil de todas. El paciente se mira desde afuera hacia adentro, y contempla que sus esfuerzos reiterados comienzan a valer la pena: la recuperación ha comenzado, pero es solo el punto de partida hacia la nueva vida.

5- Etapa de mantenimiento: última etapa, pero no por ser última tiene un final. Aquí comienza un nuevo desafío, y radica en mantener el estilo de vida saludable y luchar para no sufrir una recaída.

Una historia de vida y superación


Ricardo Herrara es un joven de tan solo 23 años, e inició su proceso de rehabilitación hace más de 24 meses. Pero la decisión de salvar su vida no fue propia, él no era consciente de lo que le sucedía… en eso lo ayudaron sus padres y los profesionales.

“Yo no pude solo, a mi me tuvieron que parar mi papá y mi mamá. Me dijeron: vos necesitas un tratamiento; o te internas o te vas de mi casa. Me lo dijo mi mamá, con todo el dolor del mundo, con lagrimas en los ojos. No tuve otra opción que internarme”, contó Ricardo.

El joven llegó al centro de rehabilitación sin aceptación, creyendo que no tenía un problema, asimiló: “Para mí, mi mamá era la exagerada, mi papá el loco y yo el pobrecito. Hasta que en el tratamiento me di cuenta de que no, yo tenia una enfermedad. Y no estaba mal tener una enfermedad, lo que estaba mal era no tratarla”.

Ricardo, como muchos otros protagonistas en CMB, reiteran un mismo mensaje: “inicié mi recuperación hace tantos meses, y tantos días…” porque la recuperación se vive momento a momento, se cuenta día a día: la adicción es una enfermedad que no tiene cura, aunque si se la puede desactivar.

Su ejemplo nos permite ver que es posible escapar de una adicción, recuperar la libertad y el poder de decisión sobre uno mismo. Para ello se deben confluir varias cuestiones, como la iniciativa propia, el respaldo del entorno familiar, social y el apoyo profesional.


Acerca de Cambios Muy Buenos


El centro de tratamiento y rehabilitación de adicciones abrió sus puertas en la ciudad de Posadas en diciembre del 2020, con la dirección de dos amigos, Fernando Zappia y Sebastián Noguera, junto a un equipo de profesionales especialistas de Misiones.

Actualmente CMB abre sus puertas cada día y allí quienes lleguen en busca de apoyo y contención se encontrarán con profesionales capacitados, tratamientos acordes a sus necesidades, empatía y la mayor discreción, para iniciar un proceso de reeducación y aprendizaje que los ayudará a emprender una nueva etapa y a “cambiar un proyecto de muerte, por un proyecto de vida”.

 

Abierto el plazo de pre-inscripción en el 
MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS.

20 AÑOS AYUDANDO A SALVAR VIDAS

La preinscripción es gratuita y obligatoria, y no le compromete a nada. Plazas limitadas.
Hágala aquí: https://postgrado.adeituv.es/es/cursos/area_de_salud-7/master-adicciones-drogodependencia/datos_generales.htm

Etiquetas:

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.