Alerta por el uso inadecuado de tecnologías y redes sociales

Fuente: consalud.es. Paco Cordero.

Ansiedad, adicción o acoso: alerta por el uso inadecuado de tecnologías y redes sociales

Un estudio sobre el uso inadecuado de Internet y las redes sociales muestra la preocupación de los españoles ante riesgos como la aparición de nuevas adicciones, trastornos depresivos o una peor calidad del sueño.

Mucho se ha hablado de los beneficios para la sociedad que han traído la aparición de nuevas tecnologías y las redes sociales. Sin embargo, cada vez es más frecuente también una creciente preocupación sobre los riesgos para la salud que puede provocar un mal uso de estas herramientas. De hecho, la propia población española es consciente de lo que puede ocurrirles si no las utilizan de forma adecuada.

Así se extrae de los resultados de la encuesta ‘Beneficios y riesgos del uso de Internet y las redes sociales’, estudio impulsado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), perteneciente al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. En él, se puede ver la percepción de la ciudadanía de los posibles beneficios y amenazas que comporta el uso de la tecnología digital, sus riegos y su impacto en la salud mental.

Un 71% de los internautas creen muy probable o seguro que un uso inadecuado puede “generar ansiedad o estrés” y un 66% se refiere a la “pérdida de habilidades sociales»

Con respecto a las nuevas tecnologías, un tercio de la población opina que un uso adecuado de las mismas “puede contribuir a desarrollar problemas”. El principal, “la aparición de nuevos tipos de adicciones”, que “seguro” que aparezca para un 46% de los encuestados. Igualmente, un 57% cree que podría afectarles con probabilidad o total seguridad “a las capacidades mentales”.

En esta línea, un 71% de las personas mayores de 15 años que usan Internet en España creen muy probable o seguro que un uso inadecuado puede “generar ansiedad o estrés” y un 66% se refiere a la “pérdida de habilidades sociales”. También preocupan otros riesgos o problemas que pueden surgir como el “empeoramiento de la calidad del sueño”, para un 42,7%, o la “pérdida de noción del tiempo”, para un 40,5%. Por otra parte, un 47,5% señala a la posibilidad de sufrir ciberacoso como riesgo de un uso inadecuado de redes sociales.

En lo que respecta a la edad, la mayoría de la ciudadanía cree que los peligros que podría conllevar un mal uso de las tecnologías pueden afectar más a la población joven que a la mayor. Casi un 50% considera que los jóvenes de entre 16 y 25% años tienen un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de adicción, mientras que un 45% señala a los menores de 16 años como el grupo que puede verse más afectado.

MÁS PREOCUPACIÓN ANTE EL FUTURO

De cara al futuro próximo, más del 80% de los encuestados considera que hay riesgo de que aparezcan problemas y patologías causadas por las nuevas tecnologías. Por ejemplo, nueve de cada diez personas cree posible que sean frecuentes problemas como la aparición de trastornos sociales y la pérdida de habilidades de tipo social, y un 87% señala la posible aparición de nuevas adicciones.

El riesgo de aparición de más trastornos depresivos o de ansiedad es el más mencionado entre las personas de 45 a 54 años, así como entre las que tienen entre 25 y 34 años

Por rangos de edad, el riesgo de aparición de más trastornos depresivos o de ansiedad es el más mencionado entre las personas de 45 a 54 años, así como entre las que tienen entre 25 y 34 años. Además, es la segunda referencia más frecuente entre las personas con menos de 25 años. De forma general, un 86% destaca el riesgo de que aumenten los trastornos por depresión y ansiedad.

¿QUÉ HACER PARA EVITARLO?

Pensando en la responsabilidad de acción, hasta un 76% de las personas mayores de 15 años que usan Internet identifican a las compañías de redes sociales como “las principales responsables de impedir un mal uso que genere efectos no deseados”. Mientras, un 66% apunta a la Administración Pública como responsables para adoptar medidas, un 57% señala a los medios de comunicación y un 39% a las compañías de telecomunicaciones.

A la hora de proponer posibles soluciones, dos de cada tres internautas se muestran a favor de que se desarrolle una legislación específica que sirva para regular el uso de redes sociales. Ante esta propuesta, un 3% se muestra “muy de acuerdo” con la legislación, un 31% afirma estar “bastante de acuerdo” y tan solo un 12% dice “no estar de acuerdo” con que sea necesario.

El periodo de pre-matriculación, gratuita y obligatoria, para la próxima edición del MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS comienza en abril.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.