Dinamarca prohíbe la venta de tabaco a los nacidos después de 2010

Fuente: ABC. Rosalía Sánchez.

El país espera que a partir del año 2100 no quede un solo fumador en su territorio

Dinamarca ha decidido erradicar el tabaco prohibiendo su venta a las
generaciones futuras. Actualmente, la ley en vigor prohíbe a los daneses
menores de 18 años comprar tabaco o fumar cigarrillos electrónicos, pero el 31%
de las personas entre 15 y 29 años fuman, según los datos del Ministerio de Salud, y el ministro Magnus Heunicke ha optado por cortar por lo sano.

A partir de ahora estará prohibida la venta de
tabaco o cualquier producto que contenga nicotina a todas las
personas nacidas desde 2010 en adelante.
«Nuestro objetivo es que todas las personas nacidas en 2010 y en
adelante no vuelvan a fumar ni a consumir productos a base de
nicotina», ha expuesto el ministro en rueda de prensa, «estamos
preparados para prohibir la venta a esta generación y seguir elevando
progresivamente el límite de edad cada año». De esta manera, a
partir del año 2100, el país espera que no quede un solo fumador en su
territorio.
Las opiniones de los ciudadanos, sin embargo, son muy dispares
acerca de la efectividad potencial de esta medida. «Me parece bien, es
un producto dañino para la salud y como tal debe ser prohibido», dice
a la televisión danesa TV2 Christiane, madre de dos jóvenes de 16 y 18
años, «estoy más tranquila si sé que a mis hijos no se les vende
tabaco y, como cada año el tabaquismo supone un gran gasto para el
sistema sanitario, creo que todos seguimos ganando».
«Durante mucho tiempo ha sido un deseo crear una generación libre
de humo y ahora vamos a conseguirlo», ha cantado victoria Heunicke.
Sin embargo, a las puertas del instituto Gefion Gymnaisum, en
Copenhague, la opinión es mayoritariamente despectiva. «No sé que
pasará en el año 2100, no tengo una bola de cristal, pero te aseguro
que durante los próximos años los adolescentes seguirán
accediendo al tabaco, aunque sea de forma ilegal», se mofa Jens,
estudiante de 16 años y que asegura no ser un fumador. «Creo que las
prohibiciones no son el camino correcto», reflexiona su compañera
Astrid, de la misma edad, «el cambio tiene que venir más bien de una
nueva mentalidad, de persuadir a los adolescentes de que el hecho de

fumar no es cool, sino frik, eso funcionaría mejor que cualquier
prohibición».

El tabaco es la primera causa de cáncer en el país escandinavo y
provoca 13.600 muertes al año en una población de 5,8 millones de
habitantes. Según una encuesta encargada por la Asociación Danesa
del Cáncer, el 64% de los daneses está a favor de este plan, que sigue al
de la pionera Nueva Zelanda. El gobierno neozelandés anunció en
diciembre un proyecto similar que busca prohibir progresivamente la
venta de tabaco a partir de 2027 a los jóvenes nacidos después de 2008
y Dinamarca desea seguir ese ejemplo. En los últimos años, el gobierno
de Copenhague ha introducido una serie de restricciones en el
área del tabaco: se ha elevado el precio de los cigarrillos, se ha
prohibido fumar en las escuelas y se han introducido paquetes de
cigarrillos sin publicidad estandarizada, así como la prohibición de
exponer los productos del tabaco. Pero ninguna de estas medidas
parece ejercer un efecto definitivo, por lo que a partir de ahora optará
por esta vía más radical.
La Junta Nacional de Salud ha establecido además que los niños y
jóvenes menores de 18 años no deben poder comprar ningún tipo de
alcohol en las tiendas, cuando hasta ahora se permitía la compra de
cerveza y vino a partir de los 16. Esta autoridad actúa siguiendo la
recomendación de la Autoridad Danesa de Salud y Medicamentos, que
recomienda que los jóvenes menores de 18 años no beban alcohol en
absoluto.
La primera ministra Mette Frederiksen intentaba implementar esta
reforma desde 2020 y solo ahora se ha hecho con los apoyos
necesarios. Según el director de la la Autoridad Danesa de Salud y
Medicamentos, Niels Sandø, «los efectos nocivos del tabaco sobre la
salud están más que demostrados y además sabemos que los jóvenes
que beben grandes cantidades de alcohol a la vez tienen un mayor
riesgo de accidentes, violencia y sexo no deseado». «El alcohol
también puede ser dañino y afectar tanto la memoria como la
capacidad de aprendizaje en niños y adolescentes, donde el cerebro
aún se está desarrollando», afirma, justificando así estas medidas.

El periodo de pre-matriculación, gratuita y obligatoria, para la próxima edición del MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS comienza en abril.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.