La nueva ludopatía: adicción a las criptomonedas

Fuente: valencianoticias.com

·       La especulación con criptomonedas tiene un elevado potencial adictivo debido al refuerzo intermitente y a la conexión online que permite ‘jugar’ a cualquier hora y en cualquier lugar, conservando el anonimato.

·       La adicción a las monedas virtuales es incluso más peligrosa que la adicción a los juegos de azar tradicionales o a las apuestas.

·       Los psicólogos alertan de que es una adicción en alza. Además de tratarla, la labor de estos profesionales debe ir orientada a que las personas con esta adicción controlen el impulso y eviten la sustitución o desplazamiento entre las diferentes conductas adictivas o, a otras sustancias.

Cada vez más españoles invierten o especulan con criptomonedas. Prueba de ello es que, hasta Hacienda, ha incluido la casilla 1626 para declararlas en la Renta de 2021. Según el portal de estadísticas Statista, “en España, el14% de los encuestados afirmaba usar o poseer criptomonedas en 2021, frente al 10% de 2019”. Y esta realidad se cuela en conversaciones de adolescentes, de adultos, en conversaciones familiares y de compañeros de trabajo, y todas parecen poseer un denominador común: especular con monedas virtuales para sacar el máximo rendimiento a corto plazo.

La psicóloga clínica, Consuelo Tomás, alerta de que “el potencial adictivo es elevado” y esto se debe a diversos factores personales; a la creencia de conseguir dinero fácilmente; a sesgos como que si gano una vez, aunque pierda, podré, ganar en muchas más ocasiones (refuerzo intermitente que hace difícil la extinción de esta respuesta); a que se tienden a minimizarlas veces que se pierden, etc. Las personas en las que se produzca “una activación a nivel cerebral placentera, tenderán a repetir esa conducta” y es así, como se puede iniciar el camino hacia a la adicción.

Tomás lleva trabajando las adicciones desde hace 30 años. Por su consulta han pasado personas con adicción al bingo, a las tragaperras, al póker, a las apuestas deportivas y ahora, a las monedas virtuales. Una tendencia que entraña, según la experta, aún más peligro que los juegos de azar ya que la especulación con criptomonedas se practica las 24 horas del día y se mantiene el anonimato, dos condiciones imposibles de tener con las tragaperras o en los salones de juego. “Antes del confinamiento estos eran los escenarios más habituales para realizar apuestas. De hecho, para algunos jóvenes era el lugar de socialización en el que, no sólo apostaban, sino que consumían bebidas a bajo coste. En el confinamiento, muchos se pasaron al juego online”. Y es a partir de este periodo, en el que los profesionales de la Psicología están identificando más problemas de adicción a los juegos de azar en línea ya las criptomonedas, con la alarmante peculiaridad, que ante las monedas virtuales, “se vive un clima de aceptación y permisividad social“. Es más, a las personas que especulan con monedas virtuales, “se les presupone cierto status, se cree que son más inteligentes o que poseen conocimientos financieros” cuando, aunque sea así, se olvidan de que el “dinero virtual es tremendamente volátil y dependiente de factores externos que la personas no pueden controlar”.

Cuando las criptomonedas pasan de ser una inversión a una conducta adictiva

Precisamente, la falta de control es una de las señales que ayudan a identificar si hay o no, una adicción. Pero en este caso, se trata de una pérdida de control en el que la persona, gane o pierda, es incapaz de fijar o mantener límites y el mundo cripto se convierte en el eje central de su vida causando problemas en todas las áreas. Si la persona oculta la cantidad que gasta y lo hace a escondidas o sin el consentimiento de los padres o familiares, entre otros síntomas, “es probable que hablemos de una conducta adictiva” y, por tanto, un problema, explica la psicóloga.

Hay que diferenciar la inversión en criptomonedas de la especulación. En el primer caso, hay un análisis racional y se fijan límites económicos y plazos a medio o largo plazo, mientras que la especulación busca ganancias rápidas y, es bastante frecuente, la pérdida de control que conduce a la adicción.

Las personas adictas a las criptomonedas, utilizan cada vez más tiempo y ponen en riesgo más cantidades de dinero (incluso, el que no tienen a través de préstamos), revisan continuamente su cotización, no soportan la idea de perder una buena oportunidad aunque, en ocasiones, se sienten culpables por gastar más dinero del que se habían planteado; no pueden dejar de buscar “ganancias rápidas” pese a que la mayor parte de veces, pierden…”Es un círculo vicioso que les mantiene todo el día pendientes de información financiera, cotizaciones…afectando negativamente al área laboral, social, familiar, a la calidad del sueño, etc.”.

Por ello, como profesionales de la Psicología “además de tratar la adicción a las criptomonedas, y los factores que predisponen o mantienen esta dependencia, es necesario proporcionar al paciente los mecanismos para evitar que sustituya o desplace dicha adicción a otras conductas o consumo de sustancias”.

En las adicciones no tóxicas o comportamentales puede haber una dependencia física, y sobre todo, psicológica. Desde el Col·legi Oficial de la Psicologia de la Comunitat Valenciana, aseguran que para prevenirlas, es fundamental que en los planes de drogodependencias se tengan en cuenta, y que se realicen campañas informativas y formativas dirigidas tanto al entorno profesional como al no profesional (familiares, padres y madres, así como personal docente, entre otros colectivos).

 

Abierta la preinscripción, gratuita y necesaria, en el 
MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS
Plazas limitadas. Preinscríbase aquí: 
https://postgrado.adeituv.es/master-adicciones-drogodependencia

Artículos relacionados

TRASTORNOS DE ADICCIÓN
¿CÓMO DE ADICTIVO ES EL AZÚCAR?
Adicción al sexo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.