Teléfono: +34 963 262 600

Los pasos que llevaron al tratamiento de una ley de cannabis medicinal en el Congreso Nacional argentino

noviembre 28, 2016
El último paso lo dio la semana pasada la provincia de Santa Fe, al darle media sanción a un proyecto similar al que trató Diputados la semana pasada

Fuente: www.clarin.com

Los tiempos para el tratamiento parlamentario de una ley que autorice la utilización del aceite de cannabis en las terapias de ciertas enfermedades como la epilepsia refractaria, se aceleraron desde mediados del año pasado, cuando la Anmat autorizó por primera vez a una familia a importar esta sustancia, y el último paso lo dio la semana pasada la provincia de Santa Fe, al darle media sanción a un proyecto similar al que trató Diputados.

Un primer hito hacia la legalización del uso medicial del cannabis se produjo el 15 de agosto del año pasado, cuando la Justicia porteña hizo lugar a un amparo presentado por Alejadro Cibotti, autorizándolo al «uso compasivo» de cannabis con fines terapéuticospara aliviar los fuertes dolores en sus extremidades que le provoca la neuropatía periférica que padece.

La decisión fue adoptada por el juez Guillermo Scheibler, del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario Nº 13, pero el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires apeló la decisión y el caso sigue pendiente de resolución definitiva.

«Tenía entre quince o veinte calambres por noche, vivía enojado con el mundo y esto me ayudó mucho a mejorar mi calidad de vida», le dijo Cibotti por entonces a la prensa.

El 16 de octubre del año pasado, la Anmat autorizó por primera vez la entrada al país de un aceite de cannabis elaborado legalmente en Estados Unidos, para el tratamiento de Josefina, una niña de tres años que padece encefalopatía epiléptica o síndrome de West, que le provocaba 700 convulsiones por día a pesar de los diez medicamentos diarios que le suministraban.

Gracias al aceite de cannabis, Josefina toma ahora sólo dos pastillas y las convulsiones diarias no llegan ni a 20.

El 7 de mayo de este año, representantes de las organizaciones Mamá Cultiva y Cameda (Cannabis Medicinal Argentina) encabezaron la marcha 2016 por la despenalización de la marihuana realizada en la Ciudad de Buenos Aires, en el marco de la jornada que se realiza cada año a nivel mundial.

El 22 de septiembre, la provincia de Chubut se convirtió en la primera, a nivel nacional, en incluir al aceite de cannabis como tratamiento en el sistema de salud público.

Una semana después, la obra social de empleados públicos de la provincia de Santa Fe resolvió comenzar a cubrir tratamientos medicinales con aceite de cannabis y el 31 de octubre se presentó un proyecto en ese sentido en la Legislatura Bonaerense, pero aplicable a todo el sistema de salud provincial.

En tanto, la Iglesia, a través de la Pastoral Social, manifestó su apoyo al uso medicinal del aceite de cannabis en su documento ‘Emergencia Nacional en Adicciones’ de principios de noviembre, porque «es imprescindible escuchar la situación dramática de niños y jóvenes que padecen epilepsia refractaria y que encuentran en un derivado del cannabis el paliativo a sus dolencias».

En tanto, la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe aprobó por amplia mayoría el jueves pasado un proyecto similar al que trató la Cámara Baja del Congreso Nacional.

Un día después, las comisiones de Seguridad Interior, Salud y Legislación Penal de esa cámara emitieron un dictamen de mayoría en favor de un proyecto de Cambiemos que autoriza al Estado a proveer el aceite de cannabis a los pacientes con ciertas patologías y a investigar su uso terapéutico.

Actualmente en unos 20 países europeos, 23 Estados de EEUU, Canadá, Uruguay y Chile, se reconocen ciertos usos medicinales del cannabis, sea mediante formas de consumo directo o través de fármacos derivados.

Últimas semanas para la preinscripción (gratuita y obligatoria) en el ‘MÁSTER Propio en Prevención y Tratamiento de las CONDUCTAS ADICTIVAS’: https://av.adeituv.es/postgrado/preinscripcion/index.php?cod=16721050&l=2

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *