Uso y abuso de redes sociales

Fuente: gacetamedica.com. Sergio Fernández-Artamendi.

Uso y abuso de redes sociales: ¿Es necesario promover un uso más saludable de las redes sociales?

El mal uso de las redes sociales podría derivar en mayores síntomas depresivos, ansiedad, trastornos alimentarios o malestar psicológico.

Por Sergio Fernández-Artamendi, Director del Máster en Intervención Psicológica en Adicciones en la Universidad Loyola, psicólogo con habilitación sanitaria, profesor e investigador en conductas adictivas.

Hoy día, las redes sociales se han vuelto una herramienta esencial para la socialización de los jóvenes. Mientras tanto, la investigación en este ámbito es cada vez más abundante, y parece apuntar a que el abuso de redes sociales puede tener algunos riesgos para esta población. De hecho, recientemente Facebook (dueña de Instagram) ha anunciado que introducirá herramientas para limitar el uso de la aplicación, tras publicarse investigaciones internas que revelan algunas de estas consecuencias.

¿Son adictivas las redes sociales? Aplicaciones como Instagram ofrecen una elevada “tasa de reforzamiento constante” (imágenes e información atractiva y de interés para el usuario) a un “bajo coste o fricción” (apenas con deslizar un dedo, dicha información es casi ilimitada). En algunos casos, como sucede con las “stories”, el contenido se reproduce incluso automáticamente.

El resultado es una conducta que resulta placentera y poco demandante, y que por tanto es difícil abandonar. Esto facilita que “perdamos la noción del tiempo” y que las redes se utilicen como forma de evasión de la realidad y sus problemas, lo que lo asimila en cierta forma a una conducta adictiva. Por otra parte, los contenidos a los que los jóvenes se exponen en estas redes sociales pueden incluir imágenes idealizadas, retocadas digitalmente y, en algunos casos, marketing encubierto.

¿Es perjudicial para la salud mental de los jóvenes? La investigación hasta la fecha arroja resultados poco concluyentes sobre la asociación entre el uso de redes como Instagram y problemas de salud mental. No obstante, determinados patrones de uso sí parecen asociarse a una menor autoestima, mayor sentimiento de soledad, bajo apoyo social, o a la aparición del miedo a perderse información relevante.

Determinados patrones de uso parecen asociarse a una menor autoestima, mayor sentimiento de soledad, bajo apoyo social, o a la aparición del miedo a perderse información

Este es el caso del seguimiento en la red social de informaciones que promueven la comparación con estándares superiores (por ejemplo, cuerpos idealizados, vidas perfectas o una salud mental aparentemente inquebrantable). En estos casos, los estudios preliminares indican que el uso de Instagram se asocia a una mayor comparación social y a una imagen corporal negativa, entre otros, agravados por el formato intensamente visual de la red social. Además, y tal y como desvelaron las investigaciones filtradas de la compañía Facebook, las chicas serían particularmente vulnerables a los efectos del uso de esta red social.

¿Cuáles son las consecuencias? El resultado es que diversos estudios indican que estas formas de uso de Instagram podrían derivar en mayores síntomas depresivos, ansiedad, trastornos alimentarios o malestar psicológico. Por ello, si bien las redes sociales no son perjudiciales por sí mismas, debemos prestar atención a la forma en que se utilizan y los contenidos seguidos.

Por todo ello, y aunque falta investigación, parece que sería interesante incluir estrategias que permitan un mejor autocontrol del uso de estas aplicaciones por parte de los usuarios, así como ciertos controles de contenido o cambios en las sugerencias ofrecidas que reduzcan los riesgos de determinados patrones de uso. Por otra parte, los padres y tutores de los jóvenes deben monitorizar activamente y supervisar el uso de estas aplicaciones por parte de los menores para revisar los contenidos y prevenir patrones de uso de riesgo.

Si bien no debemos demonizar las redes sociales, sería conveniente incorporar una perspectiva sanitaria y preventiva hacia los usos de riesgo.

Últimas plazas libres.
Abierto el plazo de pre-inscripción en el 
MÁSTER DE FORMACIÓN PERMANENTE EN PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS CONDUCTAS ADICTIVAS.

20 AÑOS AYUDANDO A SALVAR VIDAS

La preinscripción es gratuita y obligatoria, y no le compromete a nada. 
Hágala aquí: https://postgrado.adeituv.es/es/cursos/area_de_salud-7/master-adicciones-drogodependencia/datos_generales.htm

 

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.