Teléfono: +34 963 262 600

«LA ADICCIÓN AL ALCOHOL Y TECNOLOGÍA SUBE EN LA PANDEMIA»

Fuente: www.diariopalentino.es. J. Benito Iglesias.

El médico psiquiatra Antonio Terán, de 63 años, no ha dejado de atender junto a su equipo, a través del centro de drogodependencias (CAD) de San Juan de Dios, a pacientes con adicciones que precisaron de tratamiento terapéutico.

Salvo en el período de confinamiento, con poco más de un mes de cierre, el médico psiquiatra Antonio Terán, de 63 años, no ha dejado de atender junto a su equipo, a través del centro de drogodependencias (CAD) de San Juan de Dios, a pacientes con adicciones que precisaron de tratamiento terapéutico. La instalación, con un horario estricto de citas, permite el trabajo asistencial con todas las garantías y medidas sanitarias que requiere la situación de pandemia y con un esfuerzo máximo para mantener las consultas presenciales.

¿Cómo ha cambiado el Covid-19 las adicciones entre la población?

Hay dos informes al respecto, el del Plan Nacional sobre Drogas y el del Observatorio Europeo en este campo, y ponen de manifiesto que la pandemia nos ha cambiado la vida. Y lo ha hecho especialmente con la población vulnerable, ya que cualquier enfermedad incide de forma mucho más grave en quien tiene menos recursos económicos y carencias de vivienda y son adictos. Más de un 90% de nuestro pacientes tienen un hábito tabáquico  y el denominado virus Sars Cov 2 cuenta con una afectación especialmente pulmonar y de transmisión aérea, con elevados contagios entre quien integra un entorno marginal.

¿La psiquiatría está preparada para una mayor presión asistencial con picos de fuerte demanda?

Aquí empezamos a trabajar para atender las posibles consecuencias del Covid-19 a finales de febrero. En la primera reunión con el comité de dirección hospitalario se prepararon los planes de prevención, ya que entendemos que el mejor tratamiento para las adicciones es el preventivo. El pasado año, y es un dato real que nos solicitó la Junta, entre los 340 pacientes que hemos visto en consulta solo se han dado cuatro casos de coronavirus y uno de ellos con paso por la UCI. Esto pone de manifiesto el exhaustivo trabajo de seguimiento y, sobre todo, de prevención en un sector de población muy vulnerable.

¿Ha variado mucho la cifra de pacientes atendidos respecto a 2019?

El hecho de haber estado cerrados más de un mes por el confinamiento ha influido y la demanda de peticiones de tratamiento han pasado de las 380 del año 2019 a los 340 de un año después. Además, el número de inicio de nuevos casos de adicciones bajó de 118 a 94. De todas formas, el centro no cerró del todo ya que se siguió dispensando tratamiento de metadona semanal y hubo también asistencia telefónica durante el confinamiento. En mayo se  llevó a cabo asistencia mixta y desde junio es totalmente presencial.

El denominado agotamiento pandémico, además de adicciones, ¿qué tipo de patologías psiquiátricas ha sumado en sus pacientes?

Se han percibido muchos cuadros de ansiedad, desesperanza, desesperación o tensión asociados al confinamiento y los problemas personales o económicos. Ha habido que intervenir con tratamientos complementarios de intervención psicológica y farmacológica. Se ha percibido en la población a pacientes que son más sensibles y nosotros tratamos tanto la adicción como la comorbolidad o patología dual.

¿Si la lucha contra el virus se prolonga en el tiempo los problemas de salud mental se acrecentarán?

Seguro que será así, pero todo va en función de este año 2020, que será muy importante. Si siguen bajando los contagios y aumenta la vacunación y se recupera una vida normal con mecanismos adaptativos todo se frenará pero, de los contrario, los trastornos mentales podrían agravarse y, desgraciadamente, darse el caso de suicidios de personas  que no han podido soportar la presión.

¿Cómo han cambiado en estos últimos meses los patrones de consumo en torno a las adicciones?

Ha disminuido el  uso de drogas ilegales, tanto en España como a nivel europeo, al existir dificultades de acceso a las sustancias y el miedo a que consumir pueda causar una infección por el virus Sars Cov 2. Sin embargo, subió el consumo de alcohol o tabaco a nivel domiciliario y el uso de las nuevas tecnologías.

¿Qué perfiles se dan en el uso y abuso de redes sociales o Internet?

Hay diferentes características. No es lo mismo  lo que cala más en los jóvenes entre 14 y 21 años que lo que afecta a los adultos. Internet es muy amplio y posee muchas ofertas con diversas capacidades adictivas. La gente de menos edad recurre a los chats, sobre todo redes sociales y juegos online, mientras los mayores utilizan  la pornografía y las apuestas de todo tipo. Todo esto ha ocupado un espacio muy amplio durante el confinamiento y en las épocas de pasar más tiempo en casa.

¿Qué remedios se pueden aplicar a estas adicciones?

Sensibilización y prevención para no recurrir a tabaco, alcohol o fármacos por ansiedad que genera la pandemia y tratar de potenciar actividades creativas y recreativas. A veces se hace mal en no pedir ayuda y no valorar lo que conlleva utilizar el tiempo libre de forma inadecuada, como estar mucho tiempo delante de la televisión o una pantalla, lo que puede crearnos u problema de hábito y una inacción y falta de ejercicio físico, que es muy necesario.

El Primer Máster Universitario Europeo 100% online sobre Prevención y Tratamiento de Adicciones, Drogodependencias, y otras Conductas Adictivas. Apertura de pre-matriculación para el Curso 2022 en mayo.

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *