Teléfono: +34 963 262 600

«CHAVALES MUY JÓVENES CON UN DESCONTROL TERRIBLE CON EL ALCOHOL»

Fuente: www.laopinioncoruna.es. Alicia Pardo.

«Estamos viendo a chavales muy jóvenes que tienen un descontrol terrible con el alcohol»

«La despenalización social hace que sea mucho más fácil que se genere una
dependencia» – «Anunciar el juego ‘online’ es como anunciar el lado chulo de la heroína.

El ámbito laboral, la familia, la educación y el
propio paciente se ponen a tratamiento cuando
cruzan la entrada de Utaca, la Unidad del
Tratamiento del Alcohol y Conductas Adictivas de
A Coruña. La Asociación trata de abarcar de
manera «holística» los problemas de aquellos que
han desarrollado dependencias a sustancias o
conductas legales, como el alcohol, el juego o los
psicofármacos, y luchar contra el estigma que
arrastran estas patologías. El año pasado, la
entidad asistió a 797 personas en terapias
individuales, y a 1.436 en grupo. El próximo 26 de junio cumplirá el medio siglo de vida, con las mismas
enfermedades entre manos y otras nuevas derivadas de las nuevas tecnologías.

Un aniversario como este debe ser agridulce. 50 años ayudando, pero también siendo necesarios.
Claro. 50 años después, nada ha cambiado realmente. Aquí se empieza a tratar el alcohol en 1970,
porque a nivel de la atención pública no había una específica para estos pacientes. Con los años vino el
boom de las máquinas tragaperras y se empezó a notar que muchos aparte tenían un problema con el
juego, con lo que hubo que crear un servicio para las ludopatías. Con los años, han llegado las nuevas
adicciones tecnológicas, pero al final siguen teniendo que ser entidades vinculadas a la red, y no la
propia red, la que sigue dando atención a este problema.

¿Cuál es el panorama actual en el que trabajan?
Cuando empecé a trabajar aquí hace 27 años, la pauta de bebida era de una persona mayor que
consumía en un contexto social todos los días. Aunque seguimos viendo ese tipo de bebedor, ahora
también vemos a jóvenes mucho más vinculados al botellón. Todo el tiempo estamos viendo a
familiares de chavales muy jóvenes que vienen a consultar porque sus hijos tienen un descontrol
terrible con el alcohol. Otra de las cosas que están cambiando ahora es lo que tiene que ver con los
móviles. Ya no vemos tanto al jugador que iba a la máquina, ahora no hace falta salir de casa y no hay
tantos controles con respecto a la edad.

¿Los jóvenes están hoy más expuestos a las dependencias?
Hay un principio que es la accesibilidad. Cuando se pregunta a la juventud cuál es la droga más
accesible, consideran que es el alcohol, a pesar de que a nivel legislativo un menor no podría
consumirlo. La ven como la droga menos peligrosa, cuando un síndrome de abstinencia te puede
matar.

¿Les juega a la contra esa aceptación social?
Claro, la despenizalización social hace que sea mucho más fácil que se genere una dependencia.
Además, hay que plantearse que hacer prevención de drogas legales es muy difícil. Es relativamente
sencillo hacerla respecto a la heroína, pero hacer prevención del alcohol cuando en este país no se
celebra un bautizo sin que haya una botella de vino, o del juego online cuando sale Cristiano Ronaldo
anunciándolo?

Fóra Casas de Apostas! exigía la regulación de ese tipo de publicidad para evitar el juego en línea.
Sería una solución demasiado fácil. Pero sí que de alguna manera hay que regularla. Está claro que hay
publicidad de este tipo que está dirigida exclusivamente a los menores. Son figuras relevantes para
ellos, en los que se hace ver al jugador como el vencedor que lo consigue todo, y eso es mentira.
Estamos hablando de una conducta que genera unos problemas terribles. Es como si se hicieran
anuncios poniendo el lado chulo de la prostitución o la heroína. Está bien que la gente se autorregule,
pero no se lo pongas tan fácil, porque hoy con un móvil se puede jugar en cualquier plataforma.

¿Internet ha dificultado la detección de este tipo de patologías? El juego online, el consumo en redes?
Son actividades solitarias.

Sí. Detectar que una persona bebe es sencillo si lo hace a diario, pero Internet posibilita todo. Ahora
alguien coge una tarjeta de sus padres, se da de alta en una plataforma, y cuando la familia se da
cuenta ya hay un destrozo económico grande.

En Utaca ofrecen asesoramiento también a esas familias, no solo al paciente, para ayudar en la
situación.
Sí, nosotros entendemos que las dependencias son un problema sociosanitario, no solo de salud.
Intervenimos a nivel laboral, educativo, familiar? Porque todas esas áreas se ven afectadas por una
dependencia. Si dejo de beber y sigo sin trabajo y relacionándome con la misma gente, es cuestión de
tiempo que vuelva el consumo.

¿Ha repuntando el de la bebida? El alcohol fue uno de los productos que más llenó en el encierro la
cesta de la compra.
Los efectos reales de lo que generará esto a largo plazo tenemos que verlos más adelante. A corto
plazo a alguna gente le ha venido muy bien el poder salir del circuito, que el bar estuviera cerrado y
desvincularse de determinados grupos sociales de riesgo. Pero también hay un 10 o 15% que sí que
han ido a peor en la pandemia porque a nivel emocional no estaban muy estables. Entre todos, habría
que valorar qué medidas poner.

El Concello tomó una hace unos meses: erradicar el botellón de los Jardines de Méndez Núñez.
Está bien que lo sacaran, pero muchas veces se hace más por molestia hacia la población que por
cuestiones sanitarias. Mientras sea: «Aquí molestáis, os saco y os llevo para otro lado», simplemente
cambiaremos los problemas de sitio.

¿Echan de menos más implicación institucional?
Yo creo que, a nivel institucional, este Concello como todos lo que hacen es parchear. Mientras no se
plantee un buen estudio con todos los actores para ver qué pasa, nunca se va a conseguir nada. Nadie
va a la raíz del problema, porque es muy lento. Pasa la legislatura y el estudio no está ni medio
acabado, entonces prefieren cosas con efecto como abrir ludotecas, como si los del botellón fueran a ir
a leer a las tres de la mañana novelas húngaras.

Otra de sus quejas históricas a nivel público es el aspecto de su centro. ¿Duplica eso el estigma?
Sí, este tipo de cosas no ayudan a normalizar este tipo de enfermedades. Está mal visto ser alcohólico,
y justo ese estigma hace que determinadas cosas no se atiendan como se tienen que atender. Tratar
este tipo de patologías en sitios como este, un edificio que parece que viene de la guerra de Bosnia…
Sería imprescindible que esto fuera un lugar con un aspecto sanitario.

¿Qué deficiencias tienen?
Todas. El edifico no está pintado y tiene grietas. Tenemos un tejado de uralita por el que pasa el frío y
que tiene amianto, y un suelo que no está aislado. Y por las ventanas entra más aire que fuera. Solo hay
que venir a verlo, la verdad es que impone.

MUY IMPORTANTE: Abierta la preinscripción para la próxima edición del MÁSTER 2021. Preinscribirse es gratuito, obligatorio y garantiza su plaza en el mismo. Hágalo aquí cuanto antes: https://postgrado.adeituv.es/preinscripcion/index.php?cod=20721050&l=esISA

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *